sangre

Todo sobre la globulina: sus funciones, cuándo es normal y tipos

Todo sobre la globulina: sus funciones, cuándo es normal y tipos
Todo sobre la globulina: sus funciones, cuándo es normal y tipos

La globulina es aquella proteína insoluble en agua pura y soluble en soluciones que contengan sales minerales, que se halla principalmente en la sangre, en el huevo y en la leche. Encontramos diferentes tipos de ellas  y además realizan diversas funciones. Veamos algunas de estas y cuándo es normal.

A la hora de analizar sus tipos, cabe destacar que encontramos cuatro tipos diferentes: alfa 1, alfa 2, beta y gamma.

Según Clínica Universidad de Navarra, la globulina es insoluble en agua y en soluciones salinas muy concentradas, si bien es soluble en soluciones salinas moderadamente concentradas.

Alfa

Es la encargada de controlar la acción de las enzimas lisosomales. Fija la hormona tiroidea, dentro de éstas encontramos la protrombina, que participa en el proceso de la coagulación transformándose en trombina que transforma el fibrinogeno en fibrina (coágulo).

La globulina alfa 2 engloba la función primordial de ésta es neutralizar las enzimas proteolíticas.

Beta

Las globulinas beta engloban la hemopexina, encargada de fijar y transporta el grupo hemo de la hemoglobina (Hb) hacia el hígado.

Gamma

Por su parte las globulinas tipo gamma son las inmunoglobulinas séricas o anticuerpos, de un  enorme peso molecular. Se encuentran en el plasma realizando funciones defensivas.

¿Cuáles son las funciones de la globulina?

Pues depende de cada tipo, porque hay diferencias entre ellas. Si bien, a nivel general, es de destacar que suelen tener el proceso de sintetización en el hígado, estando en las proteínas plasmáticas, siendo entonces regulador del intercambio de líquidos entre los espacios interticiales y la sangre.

Todo sobre la globulina: sus funciones, cuándo es normal y tipos

Nos sirve también de protección contra determinadas infecciones, y permite mejorar el proceso por el cual la sangre se coagula, siempre y cuando esté en sus niveles normales.

Según Kaiser Permanente, algunas globulinas son producidas por el hígado, y otras por el sistema inmunitario. Ciertas globulinas se ligan con la hemoglobina.

Mientras que otras transportan metales en la sangre, como el hierro, y ayudan a combatir infecciones. La globulina sérica puede separarse en varios subgrupos por electroforesis de proteínas séricas.

¿Cuáles son los niveles normales de globulina?

En general, los niveles normales de gamma globulina en sangre son 0,8 a 1,4 g/dl (11 al 20% de las proteínas totales), pero pueden presentar pequeñas variaciones según el laboratorio que haga y nos entregue este análisis.

Cuando tenemos las  globulinas altas, proceso que puede verse tras un análisis de sangre, debemos plantearnos qué falla en nuestro organismo. Es el médico quien debe examinarlo y dar el resultado para que cada uno pueda tratarse.

Así, tener los niveles de globulina altos significa muchas cosas, como tener enfermedades graves como tuberculosis o sífilis, trastorno de la médula ósea (mieloma múltiple), leucemia o el lupus sistémico,

Aunque no todo iba a ser grave, y lo normal es que sea por cosas algo más leves, que requieres de ser revisados y tratados pero en justa medida.

Por otro lado, según nombra Medline Plus, los niveles bajos de globulinas pueden ser un signo de enfermedad del hígado o de los riñones. Los niveles altos podrían indicar infección, enfermedad inflamatoria, enfermedades del sistema inmunitario o ciertos tipos de cáncer, como mieloma múltiple, enfermedad de Hodgkin o linfoma maligno.

Ahora bien, los resultados pueden darse en base a ciertos medicamentos, deshidratación u otros factores.

¿Qué hacer para mantener nuestros niveles de globulina a raya?

Para reducir este nivel alto  podemos hacer muchas cosas, como llevar una dieta sana, y esto pasa por eliminar aquellos alimentos con un contenido alto de proteínas para disminuir los niveles de globulina. La cantidad diaria máxima recomendada de proteínas que debes comer es 0,08 g/kg (0,36 g/lb).

Es factible tomar:

  • Leche y la mayoría de los derivados lácteos
  • Pescados: son una fuente natural de diversas vitaminas y minerales
  • Granos: el contenido proteico inigualable sugiere ingerir lentejas y garbanzos, entre otros
  • Huevos: principalmente las claras, por su aporte de albúmina, eleva las proteínas en sangre

También debemos hacer ejercicio por ejemplo, sobre 30 minutos diarios con una variedad de diversos tipos de ejercicios. A su vez, debemos mantener bien hidratado nuestro cuerpo bebiendo agua durante todo el día.

 

Lo último en OkSalud

Últimas noticias