Hábitos

Cómo evitar los golpes de calor en verano

Durante el verano y con el fin de evitar posibles golpes de calor debemos tomar mas agua de lo normal.

golpes de calor
Durante el verano y con el fin de evitar posibles golpes de calor debemos tomar mas agua de lo normal.

El verano es una época fantástica, vamos a la playa, nos bañamos en la piscina y hace mucho calor. Ante esto podemos deshidratarnos y sufrir golpes de calor que producen mareos o desmayos.

Para evitarlos conviene beber mucho más líquido y no exponerse al sol en las horas del día donde hace más calor, entre otras medidas. Conoce de qué manera evitar los golpes de calor en verano.

No hacer ejercicio en exceso durante las horas centrales del día

Conviene hacer ejercicio para seguir con nuestras rutinas habituales. Pero en verano es mejor evitar sobreesfuerzos en aquellas horas donde el sol aprieta más. Por tanto, saldremos a correr bien pronto o bien practicaremos deporte a finales de la tarde.

Hidratación al máximo

Durante el verano y con el fin de evitar posibles golpes de calor debemos tomar mas agua de lo normal. Por tanto, se recomienda tomar entre 2 y 3 litros diarios. Si no tenemos sed deberemos igualmente dar pequeños sorbos en diferentes horas del día.

Ropa ligera

Es de sentido común llevar aquellas prendas que sean más finas, holgadas y cómodas. Si no es negra, mucho mejor, pues los colores claros nos darán menos calor.

Alimentación más fresca

Durante el verano nos apetece tomar cosas fresquitas. No solamente nos referimos a los refrescos y zumos naturales sino también a los alimentos a base de sopas frías, ensaladas, pastas frescas, frutas y verduras de temporada y con un buen aporte de agua, y aquellas cenas ligeras para no recargar demasiado nuestro estómago.

Abrir ventanas

Es importante que entre aire fresco en casa. Para esto abriremos ventanas por la noche y a primera hora del día para luego cerrarlas para que nuestra casa se mantenga lo más fresca posible. Pues bajar las persianas puede llegar a disminuir hasta en 80% el calor en el interior de la casa.

Disponer de aire acondicionado es indispensable en muchas zonas donde hace mucho calor pero debemos hacer un buen uso de él, y no subir en extremo la temperatura fría.

Salir a pasear por la tarde

Cuando hace mucho calor es mejor que estemos en la sombra, en los jardines, dentro del agua fresquita o bien no salgamos de casa si tenemos aire acondicionado. Va bien dar algún paseo por la tarde o noche.

Lo último en Salud

Últimas noticias