Nuevas investigaciones

Avances en el desarrollo de la píldora anticonceptiva masculina no hormonal

Uno de los estudios que ya está en marcha consiste en una inyección de bloqueo del esperma

Las mujeres españolas optan por el uso del preservativo y la píldora, principalmente

Píldora anticonceptiva masculina
Píldora anticonceptiva masculina

La píldora femenina fue una auténtica revolución sexual en los años 70, y conseguir lo mismo para los hombres sería un paso adelante en el concepto de la igualdad de sexos, ya que actualmente la lista de métodos anticonceptivos masculinos es muy reducida.

El preservativo y la vasectomía son los más comunes, siendo estos los únicos aprobados, hasta ahora, por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, los estudios respecto a este tema avanzan hacia la búsqueda de alternativas.

Precisamente, uno de estos estudios ya está puesto en marcha. Se trata de una inyección de bloqueo del esperma masculino. Investigadores de la Universidad de California crearon un polímero llamado vasagel, que se inyectará en los conductos deferentes que transportan los espermatozoides desde los testículos a la próstata.

La investigación, publicada en Basic and Clinical Androlog, afirma que esta sustancia impediría el paso de los espermatozoides, pero el hombre podría eyacular normalmente. En el caso de que este cambiara de opinión, el polímero podría disolverse y dejar pasar a los espermatozoides de nuevo. Sin embargo, estos procesos resultan dolorosos y difíciles de administrar, por eso se buscan otros métodos similares a la píldora femenina, menos agresivos y más fáciles de llevar a cabo.

En 2016 se llevó a cabo un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism que tenía como objetivo principal la creación de una píldora anticonceptiva masculina basada en hormonas. Se administró a los participantes progesterona y testosterona mediante inyecciones intramusculares que resultaron efectivas en un 95%, pero con muchos efectos secundarios, como dolor al eyacular, acné y trastornos de ánimo graves, por lo que nunca se llegó a comercializar.

Ahora, la Universidad de Minnesota ha presentado un fármaco anticonceptivo para hombres que, además, no es hormonal, por lo que se reducen muchos los efectos secundarios. Sin embargo, hasta el momento solo ha sido probada en ratones de laboratorio.

Los investigadores han descubierto que eliminar una proteína llamada receptor de ácido retinoico alfa (RAR-α) vuelve estériles a los ratones. Los resultados han sido tan positivos que tienen planeado empezar los ensayos clínicos con humanos en el tercer o el cuarto trimestre de 2022 para probar definitivamente su eficacia. Este avance podría ser la manera de igualar la anticoncepción entre sexos.

¿Qué anticonceptivos prefieren las mujeres?

En España, según la Encuesta de Anticoncepción de 2020 publicada en la web del Ministerio de Igualdad, el 70,3% de las mujeres españolas utiliza algún método anticonceptivo frente al 29,7% que declara no utilizar ninguno.

El Ministerio de Sanidad clasifica los métodos anticonceptivos según sean recomendables o no en función de su eficacia . Dentro de los recomendables, establece cinco grupos:

  • De barrera
  • Hormonales
  • Dispositivos intrauterinos y bloqueo de trompas o vasectomía
  • Doble protección, que consiste en combinar un método de barrera con un método hormonal

El preservativo es el método de barrera más utilizado por las mujeres españolas. Según los datos de la encuesta, el 31,3% de las mujeres lo usa como método de anticoncepción habitual. Entre los hormonales, el más utilizado con un 18,5% es la píldora anticonceptiva. Si se usa de forma regular y siguiendo todas las pautas, tiene una efectividad superior al 99%, es decir, menos de 1 de cada 100 mujeres quedará embarazada.

El dispositivo intrauterino, más conocido como DIU, es un objeto pequeño en forma de T que se coloca dentro del útero. Normalmente, hay que cambiarlo cada cinco años y solo el 4,3% de las mujeres lo elige. La tasa de fracaso del DIU como anticoncepción es inferior al 0,1%, por lo que su eficacia está del todo probada.

Los procesos quirúrgicos también están en la lista como otra forma de gestionar la anticoncepción. El 2,3% de las mujeres recurre a la intervención de ligadura de trompas para evitar el embarazo y el 4,2% afirma que es su pareja masculina la que se ha operado para realizarse la vasectomía y no poder engendrar. La eficacia de estos procesos es casi total si están bien practicadas.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias