Constitución de las Cortes

Junqueras a Sánchez: "Tenemos que hablar?"; Sánchez a Junqueras: "No te preocupes"

Era el encuentro más esperado. Pedro Sánchez y Oriol Junqueras cara a cara. Lo ha forzado el dirigente catalán en una escalera del hemiciclo y Sánchez no ha podido escapar a él. Moncloa lo ha enmarcado dentro de la "cortesía parlamentaria".

Se habían saludado ya. Sin embargo, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han mantenido una breve conversación cuando el dirigente golpista subía la escalera del hemiciclo que se eleva junto al escaño en el que se sienta el presidente en funciones.

El segundo encuentro ha sido buscado de forma deliberada por el político catalán procesado por rebelión ya que el primero se había reducido a un estrechamiento de manos sin palabras de por medio.

Apenas veinte segundos, pero significativos. "¿Cómo estás?", le ha preguntado Sánchez a Junqueras, que ha tenido que zanjar una conversación que mantenía por teléfono al ver que el catalán se paraba junto a su escaño. "Tenemos que hablar", le ha respondido Junqueras, según fuentes de ERC. Era el mensaje que Junqueras quería dejar al presidente del Gobierno, aún en funciones. En las imágenes se ve cómo Sanchez, que en ningún momento se ha levantado de su escaño, responde: "Hablamos, no te preocupes". Y los dos dirigentes se han estrechado la mano para despedirse.

Moncloa ha enmarcado la conversación dentro de la "pura cortesía parlamentaria" y ha precisado, horas después, que el "no te preocupes" de Sánchez no debe ser entendido como una respuesta a la invitación a hablar por parte de Junqueras, sino como un comentario después de que éste se excusara por no darle la mano por si esto podía incomodar al presidente.

El primer encuentro

La breve conversación ha sido el segundo encuentro entre Sánchez y Junqueras a lo largo de la sesión de constitución de las Cortes Generales. En el primero, el líder de ERC ha aprovechado que regresaba de votar la elección de la Presidencia del Congreso en la urna situada en el estrado para dirigirse hasta el escaño de Sánchez.

Sánchez, al ver a Junqueras acercarse hacia su escaño, se ha levantado del asiento azul y ha bajado incluso un escalón para tenerle la mano.

Acto seguido, Junqueras, en medio de la fila de diputados que volvían de la votación en la urna, ha saludado al ministro de Exteriores, Josep Borrell, con el que ha departido durante unos minutos, y a la titular de Justicia, Dolores Delgado, que sería quien tuviese que firmar su indulto en caso de los que presos separatistas fuesen condenados por el Supremo y pidiesen esta medida de gracia. También ha estrechado la mano a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y al de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Poco después, cuando a Pedro Sánchez le ha tocado ir a votar, se ha encontrado en la fila y ha saludado también al preso Jordi Sànchez, ex líder de la ANC y hombre de la máxima confianza del ex presidente catalán Carles Puigdemont, fugado de la Justicia española.

Lo último en Noticias