Flores

La flor de la pasión, una bella planta

La flor de la pasión es una bella planta, un adorno lleno de vida ideal para tener en casa. Aquí te contamos lo que debes saber sobre ella, toma nota.

Flor de la pasión
Plantas, la flor de la pasión

La pasiflora o flor de la pasión es una planta trepadora que florece durante el  verano. Es ideal para formar parte de un jardín, porque resaltan de una manera increíble debido a sus llamativos colores. Son perfectas para decorar cubriendo muros y rejas de un forma muy elegante. Además, son aromáticas y producen un delicioso fruto ovalado llamado maracuyá. Es una flor que crece con rapidez pero necesita de un soporte para hacerlo y mantenerse erguida. A continuación, aprenderemos todo sobre esta bella planta.

El ciclo de crecimiento

La flor de la pasión comienza a crecer en verano y dura hasta el otoño. Existen numerosas especies de tonalidades distintas, hay unas de color purpura y otras pueden llegar a ser celestes.  El fruto es de color naranja, también denominado fruto de la pasión. En algunas especies es comestible.

Esta flor se encuentra en casi todo el mundo, menos en la Antártida. Alrededor del 90% de las 520 especies de este género de plantas está en América. Se distribuye principalmente en regiones  tropicales y subtropicales.La flor de la pasión

Los Andes de Ecuador y Colombia se constituyen el centro de diversidad de la pasiflora. En Colombia se han identificado alrededor de 167 especies, de las cuales hay 59 endémicas, 37 de ellas con una distribución geográfica restringida. Otras 42 producen frutos comestibles y 9 se cultivan de manera comercial.

Solo una de estas especies es endémica de Nueva Zelanda y cuatro de Australia.  También se encuentran en China, en Asia;  y en Nueva Guinea, en Oceanía.  Únicamente nueve son nativas de Estados unidos, distribuyéndose  al norte desde Ohio, al oeste hacia California y al sur en los Cayos de la Florida. Todavía en este país se siguen descubriendo nuevas especies.

Lo que necesita la planta para su crecimiento

Para poder crecer esta planta necesita de mucha iluminación, a pleno sol o en un lugar que sea muy iluminado. Si se cultiva en el interior es importante que se encuentre en una parte con mucha luz y que se esté alejada de la calefacción. Existen algunos ejemplares adultos que pueden llegar a aguantar hasta los 0 grados, pero deben estar completamente protegidas de las heladas.

La flor de la pasión necesita que la rieguen con frecuencia pero sin exagerar.  Debe mantenerse húmeda, y en caso de haber exceso de agua sus hojas se volverán amarillas y sus raíces pueden pudrirse. En invierno hay que regarlas una o dos veces a la semana, en verano hay que aumentar las regadas.

El líquido de riego y el abono

También necesita abono líquido. Cada 15 días aproximadamente hay que agregarle un fertilizante líquido en agua diluido. Es importante no excederse con él para evitar perjudicarlas.

En óptimas condiciones la flor de la pasión crece rápidamente, por lo que es necesario podar sus tallos con relativa frecuencia. Para ello cortamos dos o tres dedos debajo de la flor. Podemos reducir las ramas y tallos laterales con cuidado.

Si las podamos cada mes las mantendremos en buen estado y evitaremos riesgos. Si no controlamos su crecimiento sus tallos pueden volverse muy fuertes y gruesos. Esto hará que comiencen a romper todo a su paso, incluyendo paredes, calles o enrejados.

Cuidado con las plagasLa flor de la pasión

Esta planta puede verse afectada por distintas plagas, algunas de las cuales podrían acabar con ellas.  Entre las principales se encuentran las cochinillas, que son insectos con escudo que se alimentan de la savia que poseen las plantas. Los síntomas para identificar una plaga de cochinillas son sencillos de visualizar: hojas descoloridas o amarillas y deformadas por la presencia de hongos.

Para acabar con esta plaga se necesitan insecticidas químicos en pastillas o spray. Otro de estos insectos es el pulgón, un chupador que  también se alimenta de la savia.  Generalmente aparece por la falta de nutrientes o el exceso de riego.  También por las subidas de temperatura.  Los síntomas son manchas amarillas o verde pálido. Para el tratamiento se necesitan remedios caseros o insecticidas.

Las arañas de color rojo son una plaga que se propaga con rapidez y pueden acabar con las plantas en poco tiempo. Aparecen con facilidad en los climas cálidos y secos. Los síntomas son puntos pardos o amarillos, así como la caída y secado de las hojas. También requiere de insecticidas químicos y remedios caseros.

La pasiflora es una planta que posee varios usos. Además de ser increíble para decorar y darle vida a los jardines, tiene usos medicinales.  Se utiliza para tratar casos de ansiedad, insomnio y nerviosismo. También posee propiedades que ayudan a disminuir los síntomas de la menstruación. Está recomendada para las personas hipertensas y para curar heridas.

La flor de la pasión es una hermosa planta ideal para dar ese toque especial a nuestro jardín. En el caso de que quieras tenerla en casa debes seguir algunas indicaciones al pie de la letra para evitar percances. Si te gustan las flores esta es una excelente opción.

Lo último en Naturaleza

Últimas noticias