Mundial de Qatar 2022

La hermandad de la ‘Blacksquad’ española

España
Ansu Fati, Nico Williams y Balde, antes de un partido de España. (AFP)
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Blacksquad de la selección española lo abanderan Nico Williams, Ansu Fati y Alejandro Balde. De hecho, fue el atacante del Athletic el que bautizó así este trío que han formado tres futbolistas jóvenes, que están viviendo su primer Mundial y que tienen una química espectacular. Los tres se llevan muy bien y comparten todas las horas muertas que tienen. La Play, como no, es su principal entretenimiento y donde mantienen grandes batallas con el FIFA de por medio.

Nico es el veterano de este grupo. Y es que, tiene 20 años. Ansu Fati tiene la misma edad, pero nació unos meses más tarde, mientras que Balde tan sólo tiene 19. Los tres son exultantemente jóvenes y el futuro de la selección española. Luis Enrique sabe que todos ellos serán muy importantes a lo largo del Mundial y desde la Selección destacan el atrevimiento y desparpajo que tienen, por no olvidar sus físicos.

El que más internacionalidades acumula de los tres es Ansu Fati. El jugador del conjunto azulgrana, nacido en Guinea-Bisáu, aunque ha vivido casi toda su vida entre Sevilla y Barcelona, ha vestido la camiseta de España en cinco ocasiones. Deberían haber sido muchas más, pero un calvario de lesiones le han privado de ello. En este Mundial todavía no ha debutado, pero Luis Enrique confía en que pueda marcar la diferencia más pronto que tarde. Las dolencias ya son cosa del pasado y ahora sólo tiene que recuperar el nivel.

Por otro lado, está Nico Williams. El jugador del Athletic está haciendo una gran temporada en su club, lo que le permitió ganarse la llamada de Luis Enrique en el mes de septiembre. Nunca fue titular, pero sí importante tanto ante Suiza y, especialmente, frente a Portugal. Contra Costa Rica también jugó y el seleccionador sabe que en su figura tiene un portento físico capaz de romper cualquier defensa con su velocidad.

El último en llegar ha sido Alejandro Balde. El catalán se incorporó a la concentración en Doha tras la lesión de José Luis Gayà. Aunque llegó tímido en su primera aparición con la Absoluta, sus amigos le han integrado a la perfección. En la Selección alucinan con su poderío dentro del campo gracias a su velocidad y potencia.

Últimas noticias del Mundial de Qatar 2022

Lo más visto