Perros

¿Tu perro te entiende si le hablas?

perro te entiende
Perro mira y entiende

A menudo nos dirigimos a nuestras mascotas como si de un ser humano se tratara. ¿Realmente tu perro te entiende si le hablas?

Todos los que comparten su vida con un perro le hablan regularmente. Y están convencidos de que su mascota entiende sus palabras. Pero ¿es esta una ilusión provocada por el cariño que les tenemos a nuestros mejores amigos? Al parecer no del todo. A continuación. algunos elementos para saber si tu perro te entiende cuando le hablas.

Para hablar con tu perro debes usar siempre las mismas palabras

Los perros no entienden de gramática ni de idiomas. Pero sí nos entienden cuando utilizamos siempre la misma palabra para una situación o una orden concreta. Si decimos su nombre no sabrá si queremos que venga o queremos que se detenga. Solo sabrá que dijimos su nombre.

Para hablar con tu perro debes utilizar además palabras que sean fonéticamente diferentes. En efecto, a pesar de que son animales muy inteligentes, los perros no pueden diferenciar palabras con una fonética parecida.

Es preferible elegir palabras cortas y concretas y utilizarlas siempre para las mismas acciones. Si alguna orden se parece otra o es fonéticamente similar a su nombre, es preferible elegir otra palabra. Se puede utilizar otro idioma para evitar la confusión.perro te entiende

Es necesario llamar la atención de tu perro antes de hablarle

No se debe perder el tiempo tratando de enseñarle una orden o de comunicarnos con un perro si antes no has captado su atención. Para hacerlo, antes de hablar con tu perro utiliza su nombre o un gesto concreto. Algunos estímulos visuales como chasquear los dedos o saludar con la mano suelen ser muy eficaces.

Si no conocemos bien al perro, lo mejor para relacionarnos con él será utilizar algún tipo de golosina o de premio; cuando escuche el ruido del envoltorio estará pendiente de nosotros. Una vez que tengamos su atención, podremos empezar a comunicarnos con él.

La entonación es muy importante

Por lo general, no hablamos con un perro igual que con una persona. Por lo menos no como con una persona adulta, solemos emplear frases cortas y un tono más agudo. Igual que cuando le hablamos a un niño pequeño o a un bebé, el propósito es el mismo: que nos entiendan.

Pero al hablar con un perro, tan importantes son las palabras que utilizamos como el tono en el que las decimos y la postura que tenemos al decirlas. Los perros no pueden poner atención al contenido del lenguaje, pero sí a la forma en la que les hablamos.

Cuando hablas con tu perro, a pesar de que no puede entender el contenido de las palabras ni la gramática, sí entiende la entonación y las asocia a una acción muy concreta. Puedes utilizar estos consejos para lograr una mejor comunicación con tu mejor amigo.

Temas

Lo último en Mascotas