Insectos

¿Conoces al escarabajo rinoceronte?

Entre la gran variedad de insectos que tenemos en todo el planeta, uno de los más curiosos es el escarabajo rinoceronte. ¿Cuáles son sus características y cualidades?

El escarabajo rinoceronte
Insectos curiosos: escarabajo rinoceronte

El escarabajo rinoceronte no embiste, no pica y tampoco es venenoso. Más allá de su aspecto aparentemente combativo, es un insecto inofensivo. Impresiona a primera vista por su gran tamaño y por sus cuernos en el protórax y, en algunos ejemplares, un tercero que resalta sobre la cabeza. Esta asta ‘adicional’ se le conoce como clipeal y sirve para diferenciar a los machos de las hembras, ya que en los primeros es de mayores dimensiones.

A esta especie endémica de las Islas Occidentales del Archipiélago Canario también se le conoce como escarabajo toro o rinoceronte de jardín. En promedio mide unos cinco centímetros de longitud. Se le considera uno de los coleópteros más fuertes en relación con sus proporciones. Por lo general es de marrón oscuro (casi negro), con las alas en amarillo dorado.

Tan imponente como torpe

Cuando se instala a vivir en jardines domésticos, esta especie de escarabajo puede avanzar con algunas dificultades, atropellando todo lo que consigue a su paso. Y aunque es capaz de levantar hasta 850 veces más de su peso corporal, su robustez le impide volar de forma armoniosa. Es por ello que, al menos que se trate de un asunto de vida o muerte, prefiere caminar antes de desplegar sus alas. Además, al levantarse del suelo queda muy expuesto.

Sin embargo, sobre sus patas tampoco es muy hábil para desplazarse. Si es localizado por un lagarto (para este grupo de reptiles, representa uno de sus ‘manjares predilectos’), las posibilidades de sobrevivir son prácticamente nulas. Es por ello que cuando se ‘emparejan’ pasan la mayor cantidad del tiempo escondidos bajo tierra.Escarabajo rinoceronte

La alimentación del escarabajo rinoceronte

El escarabajo rinoceronte se nutre casi de manera exclusiva durante la etapa larval, momento en el que alcanza su máximo nivel de desarrollo. Una vez completa el ciclo y se ‘hace adulto’, tiene una única misión: reproducirse y preservar la especie. Puede cumplir este periodo con las reservas de todo lo que había consumido con anterioridad. En caso de necesitar nutrientes extras, recurre a frutas descompuestas o a la savia de los árboles.

Es dueño de unas imponentes piezas bucales que le sirven para masticar pedazos de madera de tallos y árboles. También se alimenta con raíces y hojas muertas, siendo su favorita la de la palmera canaria.

Contribución al medio ambiente

Este tipo de insectos son responsables del reciclaje de la materia orgánica, evitando la acumulación de desechos. Su eventual desaparición, como ocurriría con cualquier especie del reino animal, desencadenaría un desequilibrio difícil de cuantificar. Por ello, su protección y la de sus hábitats es un asunto prioritario para el bienestar de todos.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias