Perros

¿Cómo saludar a un perro? Claves para hacerlo bien y que le guste

Cómo saludar al perro
Perro

Aunque los perros son animales con los que convivimos a diario, la gran mayoría de nosotros desconocemos cómo les tenemos que saludar. Esto nos lleva a cometer algunos errores, como abrazarlos con demasiada efusividad pensando que les va a gustar. No importa si nosotros tenemos un perro, ya que cada animal es un mundo, así que lo que a nuestro perro le gusta, a otro le puede hacer sentir incómodo. ¡Así debemos saludar a un perro!

Cómo saludar a un perro paso a paso

Por esta razón, es importante que conozcamos una serie de pautas dadas por especialistas en comportamiento canino para saber cómo debemos actuar. Lo primero y más importante antes de acercarnos a un perro desconocido es preguntarle a su dueño si podemos saludarlo. La gran mayoría de canes son sociables y se llevan bien con las personas, pero no tiene por que ser así en todos los casos.

Si el dueño nos da permiso para saludar y acariciar al animal, lo primero es acercarnos lentamente al perro, sin hacer ningún movimiento brusco para que no se asuste. Nos quedamos quietos cerca de él y levantamos un poco la mano para que nos huela.

Tiene que ser el perro quien se acerque a nosotros y, una vez lo haga, la forma correcta de saludarle es acariciarle suavemente la parte trasera cuello. Muchas personas le acarician el hocico o la cabeza, y es un gran error que debemos evitar.

Tampoco es una buena idea darle palmaditas en el lomo ni abrazarlo con demasiada fuerza. Otro de los errores más comunes es el de agacharnos para poner nuestra cara frente a la del perro. Cuando miramos fijamente a los ojos del animal, éste podría interpretarlo como un desafío.

Por lo tanto, las reglas que debemos seguir son las siguientes: no hacer movimientos bruscos, acercarnos lentamente, dejar que el animal nos huela, acariciarlo con suavidad en la parte trasera del cuello y no agacharnos ni mirarle a los ojos.

¿Dónde le gusta que le acaricien?

Las caricias al perro debemos hacerlas con las manos, las cuales se deben mover suavemente en la misma dirección que el crecimiento del pelo. Cuando tenemos confianza con él, podemos acariciarlo detrás de las orejas y la parte final del lomo.

Por el contrario, a los canes no les gusta que les acaricien en la espalda, la cola, las patas y el hocico. Tampoco es bueno abrazarlos ya que este gesto les hace sentir aprisionados.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias