Tortugas

Cómo cuidar de una tortuga leopardo

Entre las muchas variedades de tortugas está la tortuga leopardo. ¿Cómo puedes cuidar en casa de una tortuga leopardo? Aquí te contamos un poco más.

Tortuga leopardo
Cuidados de una tortuga leopardo

La tortuga leopardo puede vivir más de 80 años, alcanzar los 60 centímetros de longitud y pesar 40 kilos, si recibe durante su vida los cuidados y la atención necesaria. Estas tortugas son animales un poco tímidos y necesitan que su espacio vital cumpla con algunos requisitos fundamentales, como protección contra el frío y lugar donde cavar.

El terrario de una tortuga leopardo

Si tu tortuga es aún bebé, no necesita mucho espacio, puedes tener un par de tortugas en una caja. Esta debe ser de paredes lisas y tener al menos 60 centímetros de lado por 30 centímetros de alto.

En cambio, dos tortugas adultas necesitarán, al menos, de un espacio de 1.80 metros x 1.20 metros. Los criadores de este tipo de tortugas utilizan frecuentemente las piscinas rígidas para construir terrarios adecuados a sus dimensiones.Tortuga leopardo

Atención y cuidados de tu tortuga leopardo

Si piensas adquirir una tortuga leopardo, ve a alguna tienda de mascotas confiable y de buena reputación que se especialice en reptiles. Tendrás más probabilidades de que tu mascota esté saludable y bien alimentada. Pero no compres más tortugas de las que podrás responsabilizarte. Ten en cuenta que, a medida que pasa el tiempo, aumentan considerablemente de tamaño.

Lleva a tu tortuga a hacerse una revisión veterinaria anual y, preferiblemente, haz que la atienda un especialista en reptiles. La atención médica que puedas recibir de cualquier veterinario será la adecuada, pero si tiene experiencia con las tortugas, es mucho mejor.

 Cuidados básicos

Proporciónale agua limpia y fresca a tu nueva mascota en todo momento. Es conveniente que su recipiente de agua esté enterrado a nivel del suelo, para que les resulte más cómodo beber.

Comprueba diariamente que disponga de la alimentación adecuada, rica en fibra de hierbas y paja. Las tortugas leopardo se alimentan principalmente de hierbas silvestres así que prepara una mezcla de hierbas, hojas y paja y distribúyelas en su terrario. No te excedas con las verduras, porque demasiados alimentos húmedos pueden causar problemas digestivos.

Las tortugas deben mantener la temperatura corporal entre los 24 y 32 grados centígrados y resisten sin problemas los 40 grados, por lo que necesitan que su terrario esté expuesto a los rayos del sol, por lo menos, en un 60% de su espacio transitable. Asimismo, el terrario debe contar con el acondicionamiento adecuado que arroje sombra al mediodía. Puedes emplear algunas tablas o algunas piedras irregulares y construir una especie de cueva en donde puedan esconderse.

Es recomendable que las tortugas dispongan de espacio para cavar sus cuevas. Lo aconsejable es colocar en su hábitat cortezas trituradas, hierbas secas y arena fina lavada.

Decora el terrario con alguna rama gruesa seca en un rincón, y haz una construcción elevada. Para ello, coloca algunas piedras grandes y apílalas de forma que tu tortuga pueda trepar. Cultiva en tu jardín las hierbas y las plantas que consume tu tortuga, como el trébol, el diente de león o la hierba silvestre.

¿Tienes esta mascota o piensas comprar una? Deja tus consejos sobre el cuidado de esta especie. Comparte en las redes, para que tus amigos sepan cómo cuidar a una tortuga leopardo.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias