El PP defraudó 215.000 euros al reformar la sede de Génova sin pedir licencia de obras

El PP defraudó 215.000 euros al reformar la sede de Génova sin pedir licencia de obras
genova13_desk

El PP defraudó 215.000 euros al Ayuntamiento de Madrid, al reformar su sede nacional de la calle Génova sin solicitar la preceptiva licencia de obras.

Los trabajos se desarrollaron entre 2006 y 2009, y abarcaron casi todo el edificio: desde la planta baja (donde se encuentra la recepción) hasta la séptima planta, donde se ubica el despacho del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, y el equipo de dirección del partido.

En aquellas fechas, el alcalde de Madrid era el Alberto Ruiz Gallardón, quien elevó la presión fiscal de varios tributos municipales para pagar obras faraónicas como el soterramiento de la M30 o la rehabilitación de la antigua Casa de Correos, en la Plaza de Cibeles.

Pero su partido, el PP, incumplió sus obligaciones tributarias y no pagó a las arcas del Ayuntamiento los 215.000 euros correspondientes al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) por la reforma de su sede, situada en el número 13 de la calle Génova.

1,7 millones en dinero negro

Las obras, acometidas en varias fases, se prolongaron durante cuatro años y costaron 5,4 millones de euros. De esta cantidad, el PP pagó 1,7 millones en dinero negro, tal como acredita el informe elaborado por la Agencia Tributaria a petición del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Por su parte, la asesoría jurídica del Ayuntamiento de Madrid ha acreditado que el PP no solicitó la preceptiva licencia de obras para ejecutar estos trabajos. El Consistorio ha respondido así  un requerimiento del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, José Castro.

En el documento al que ha accedido OkDiario, el Ayuntamiento de Madrid señala que, en la dirección Génova 13, solo le consta una solicitud de licencia de obras tramitada por la aseguradora Mapfre, anterior propietaria del inmueble. Se trataba de una obra menor, presupuestada en 80.000 euros y relacionada con el sistema de extinción de incendios. Cuando el PP compró el edificio, Mapfre desistió de esta licencia.

reforma-pp-genova
Documento en el que el Ayuntamiento de Madrid certifica que el PP no pidió licencia de obras para reformar su sede de la calle Génova 13 de Madrid.

Según la certificación emitida el pasado 11 de diciembre por el Consistorio, no se concedió ninguna licencia de obras para ejecutar la reforma de la sede de los populares. En consecuencia, el PP no abonó el correspondiente Impuesto de Construcción, que equivale al 4% del presupuesto de la obra. En este caso, el tributo ascendería por tanto a 215.000 euros.

El juez José Castro investiga si la constructora del hospital de Son Espases –la mayor obra pública adjudicada por el ex presidente del Govern balear Jaume Matas– pagó parte de la reforma de la calle Génova.

Por este motivo, ha reclamado al PP las facturas correspondientes a todas las obras ejecutadas en su sede nacional entre 2012 y 2010. Castro y la Fiscalía Anticorrupción decidieron investigar las facturas de la calle Génova tras la declaración de dos “arrepentidos”,  la ex consellera balear de Sanidad, Aina Castillo, y el que fuera teniente de alcalde de Urbanismo de Palma y jefe de campaña de Matas en 2003, Rodrigo de Santos. Ambos dijeron ante el tribunal que parte de las comisiones tenían como fin pagar las obras de la sede del PP.

Informe de la Agencia Tributaria

Por su parte, basándose en los informes elaborados por la Agencia Tributaria, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha dado por acreditado que el PP pagó en dinero negro 1,7 millones de euros de los casi 5,4 millones que costó la reforma de la calle Génova.

Las obras de la planta baja del inmueble se ejecutaron en 2006. Costaron casi 1,3 millones de euros, de los cuales el PP pagó 750.000 euros procedentes de su caja B, que se nutría con el cobro de comisiones ilegales y donaciones no declaradas.

Las obras de la segunda planta costaron 986.000 euros, de los cuales el PP pagó 195.000 en negro. En el resto de fases de la obra se aplicó una mecánica similar. La única planta que no sufrió ninguna reforma fue la primera, donde se ubica la sede del PP madrileño.

Lo último en Investigación