MUERTE EN TRASPINEDO

Óscar borró casi un mes de llamadas y whatsapps del móvil al conocerse la desaparición de Esther López

El investigado por la desaparición de Esther López trató de ocultar comunicaciones previas y posteriores a la desaparición de la mujer de 35 años

El dato lo reveló la misma juez ante la que declaró ayer en un auto para autorizar el balizamiento del vehículo del sospechoso

Los investigadores comprobaron que Óscar le hizo a su coche 1.342 kilómetros desde el 2 de febrero hasta el 4 de abril

El amigo de Esther López dejó su móvil 2 horas en Valladolid para volver a Traspinedo sin ser rastreado

El vídeo de Óscar, el amigo de Esther López, negando pruebas ante la juez: “Yo me fui a casa a dormir”

Traspinedo
La juez explica en uno de sus autos el borrado masivo de datos cometido por Óscar en su móvil.

La investigación por la muerte de Esther López en Traspinedo avanza tras la declaración prestada por el principal sospechoso ante la juez que instruye el caso en Valladolid. Óscar contestó a todas las preguntas que se le plantearon en el juzgado, pero eso no significa que su declaración haya aportado mucho más a la causa de la que ya prestó ante la Guardia Civil. Lo que no cuadra en el caso o no se le preguntó, o si se hizo, él evadió explicaciones con lacónicos “no lo sé, no lo entiendo o no es posible”. Así despachó datos tan indiciarios como el hecho de haber borrado llamadas y whatsapps de su teléfono el mismo día que trascendió que la búsqueda de Esther López ya era un asunto de la Guardia Civil. Otros datos, como los 1.342 kilómetros que le hizo a su coche tras desaparecer Esther López, pueden marcar la diferencia en esta investigación.

El 2 de febrero pasado las urgencias aún apremiaban la investigación del paradero de Esther López. La mujer de 35 años había desaparecido en Traspinedo hacía poco más de dos semanas y pese a que los investigadores no descartaban ninguna hipótesis, la juez ya escribía en sus autos que la posibilidad de que Esther hubiera sido víctima de un homicidio había que tenerla muy en cuenta: “De haberse producido un fatal desenlace, esto podría ser constitutivo de un delito de homicidio, castigado con hasta 15 años de prisión”. El 2 de febrero su señoría autorizaba balizar el coche de Óscar, la última persona que vio con vida a Esther López antes de desaparecer.

Traspinedo
El borrado de datos del móvil de Óscar propició que la juez autorizara balizar su coche.

En ese documento, la juez ya enumera una serie de conductas descubiertas por parte de la Guardia Civil y protagonizadas por Óscar que hacían necesario tener controlados los movimientos del último vehículo en el que había viajado Esther antes de morir en Traspinedo: “Del contenido del oficio y se infiere que el investigado Óscar S. M., fue la última persona que vio a Esther López de la Rosa, antes de desaparecer, ya que viajaba con él cuando, supuestamente, decidió bajarse del vehículo para irse a casa de Carolo y seguir de fiesta a Valladolid, además, según informa la Guardia Civil, a falta del informe definitivo, ha tenido su teléfono fuera de cobertura de la antena del repetidor (apagado, en modo avión o fuera de cobertura), entre las 06:52 y las 09:11 horas el día 13 de enero de 2022, coincidiendo esta situación con la del teléfono de Esther”.

Indicios contra Óscar

Hay que recordar que a Óscar se le ha interrogado en sede judicial por iniciativa de la juez del caso, pero sin contar con la opinión de los investigadores. Este dato es importante para valorar las consecuencias de la declaración de Óscar, quien sigue como investigado no detenido y sin medidas cautelares, ya que se le ha interrogado habiendo partes del sumario aún bajo secreto. Entre esas diligencias estaría la explicación a un dato curiosos arrojado precisamente por el coche que la juez autorizó balizar.

Traspinedo
Los investigadores no pasaron por alto los kilómetros recorridos por Óscar tras la muerte de Esther López.

El vehículo de Óscar, el que tenía ADN de Esther en el maletero, el que limpió al día siguiente de la muerte de Esther, recorrió 1.342 kilómetros entre el 2 de febrero y el 4 de abril pasados. Lo importante no es la distancia que recorrió Óscar, sino los lugares en los que estuvo. Algunos de ellos ya están en la parte secreta de las actuaciones, otros están a punto de ser desvelados. Óscar visitó muchos más lugares de Traspinedo que los que él hasta ahora ha reconocido.

Pero eso no es lo único que llamó la atención de los investigadores ni de la juez, quien en el mismo auto en el que reconocía que Esther podía haber sido víctima de un homicidio, desvelaba un dato desconocido hasta el momento: “Óscar ha borrado las llamadas y algún chat, entre los días 21 de diciembre de 2021 y 18 de enero de 2022, lo que elevan las sospechas sobre él, ya que puede saber lo que ha ocurrido y dónde puede estar Esther, por lo que se estima adecuada, necesaria y proporcionada la medida solicitada por la Guardia Civil, ya que con ella se pretende determinar dónde se encuentra Esther López de la Rosa y evitar que pueda alterar algún elemento indispensable para la investigación, adelantándose a la actuación policial y frustrando con ello su resultado, no existiendo otros medios de investigación menos gravoso para los derechos fundamentales del implicado».

¿Por qué borró conversaciones y llamadas Óscar justo hasta el día en el que la búsqueda de Esther se convirtió en viral? El día 18 ya nadie en Traspinedo creía que Esther se había ido por voluntad propia y su cara en un cartel de SOS Desaparecidos corría como la pólvora entre los chats de los vecinos. Ese mismo día Óscar le preguntó por primera vez a la hermana de Esther, su amiga, por ella. Qué borró de su móvil ese día y por qué lo hizo se le tendrá que volver a preguntar cuando se levante todo el secreto de sumario.

Lo último en Investigación

Últimas noticias