Más de diez años en la Alcaldía sin cumplir la promesa de un nuevo Plan Urbanístico

Galapagar
El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, con los miembros de su equipo de gobierno.
  • Manuel Cerdán y M.A Ruiz

En todo el proceso de la adjudicación de la parcela y la posterior reurbanización del terreno, el alcalde actuaba como juez y parte: con intereses personales por ser el propietario de una de las 14 parcelas y con responsabilidad pública por ser el primer edil de Galapagar.

Daniel Pérez Muñoz, ocho años antes, en 2006, en el origen del proyecto, no ocupaba la poltrona municipal y ni siquiera disfrutaba de una plaza de concejal. Su oportunidad política le llegó un año después, en 2007, y el acceso a la alcaldía se fraguó en 2008 al prosperar una moción de censura en el Ayuntamiento de Galapagar.

Daniel Pérez es uno de esos políticos a quien la suerte le sopla de cara, propiciando un ascenso meteórico en las entrañas del Partido Popular. En 2007 ocupaba el cuarto lugar en la lista de los populares al Ayuntamiento de Galapagar y, un año más tarde, en septiembre de 2008, lograba la Alcaldía tras derrotar en una moción de censura a la entonces alcaldesa del PSOE, Carmen Toledano. Para poder conseguir el bastón de mando se apoyó en los votos de la Plataforma de Vecinos de Galapagar (PdVG).

Galapagar
Ubicación del polígono en el que se encuentra la parcela comprada por el alcalde, en los planos del antiguo Plan General de Galapagar aprobado en 1976.

En su investidura, en la que recibió el apoyo de la entonces vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, Cristina Cifuentes, el alcalde Pérez Muñoz prometió consensuar con los grupos de la oposición un nuevo Plan de Urbanismo, ya que el que sigue vigente en Galapagar se remonta a 1976. Sin embargo, diez años y tres legislaturas después, el primer edil no ha cumplido con su promesa.

Pérez Muñoz se presenta a las elecciones municipales de mayo en Galapagar en medio de un “carajal urbanístico” –expresión que suele utilizar el propio alcalde– con casos tan mediáticos como el chalet ilegal de Pablo Iglesias, construido en un Parque Natural Protegido, que Pérez ha defendido esgrimiendo argumentos numantinos. Curiosamente, la parcela que compró el alcalde está ubicada a unos cientos de metros del casoplón del líder podemita.

Lo último en Investigación

Últimas noticias