El líder de los musulmanes de Valencia dirigió el trust que construye las grandes mezquitas europeas

población musulmana
Musulmanes en la mezquita madrileña. (Foto: AFP)

El presidente de la Federación Consejo Islámico Valenciano (FCIV), Imad Al Naddaf Yalouk, ha sido durante ocho años director de Europe Trust, la organización internacional ligada a los Hermanos Musulmanes que invierte fondos procedentes de países del Golfo Pérsico para construir escuelas musulmanas y grandes mezquitas en toda Europa.

Al Naddaf es uno de los principales interlocutores de la comunidad musulmana con la Generalitat Valenciana. También ha sido señalado como la persona que halló bajo un falso techo documentos sobre el cobro de comisiones ilegales por parte de dirigentes del PP, cuando hacía obras en su casa de la Plaza Legión Española de Valencia, que antes había pertenecido a Eduardo Zaplana.

El análisis de estos documentos (que fueron entregados a la OCU de la Guardia Civil por el yonki del dinero, Marcos Benavent) ha conducido ahora a prisión al ex ministro Eduardo Zaplana, pese a que los médicos indican que sufre un «deterioro acusado» de salud tras ser sometido a un tratamiento por leucemia.

Imad Al Naddaf ha sido entre junio de 2006 y septiembre de 2014 director genera de Europe Trust. En este puesto compartió responsabilidades con Ahmed Al Rawi, considerado como uno de los líderes históricos de los Hermanos Musulmanes en Europa.

Los atentados del 11-S

Al Rawi también ha estado vinculado a otra sociedad, Eman Trust, que invierte fondos de Qatar Charity para la construcción de mezquitas en el Reino Unido. Estados Unidos ha incluido al fondo Qatar Charity entre las organizaciones que apoyan el terrorismo internacional. Por su parte, el Gobierno de Israel considera a los Hermanos Musulmanes como una organización terrorista que alentó la creación de Hamas.

El presidente de la Federación Consejo Islámico Valenciano (FCIV), Imad Al Naddaf Yalouk, figura desde 1995 como administrador único de la sociedad Cerhomsa Homs Cerámica, que tiene su sede en el Polígono Casabanca de Moncofa (Castelló).

Entre los fundadores y accionistas de Cerhomsa se encuentra Mohamed Khair Al Saqqa, quien en 2002 fue detenido durante la Operación Dátil, dirigida por el juez Baltasar Garzón, por su presunta implicación en los atentados del 11-S contra las Torres Gemelas, como ha informado OKDIARIO.

Al Saqqa quedó finalmente absuelto, a pesar de que la investigación acreditó que en noviembre de 1994 había realizado una transferencia de 200.000 pesetas a Mustafa Setmariam Nasar, considerado como el líder de Al Qaeda en Europa y uno de los más estrechos colaboradores de Osama Bin Laden.

Campos de entrenamiento de Al Qaeda

Khair Al Saqqa gestionaba otra empresa, Castellón Torretas Cerámicas, en la que tenía como empleados a varios miembros del movimiento Ennahda, considerado como la rama tunecina de los Hermanos Musulmanes. Entre estos empleados se encontraba el ciudadano tunecino Ridha El Barouni, quien según varios informes del CNI dirigió campos de entrenamiento de Al Qaeda en Sudán.

Tras recibir estos informes, emitidos en 2002 y 2005, los tribunales españoles denegaron a El Barouni la condición de refugiado político. Pese a ello, el Gobierno de Zapatero paralizó la expulsión de El Barouni, quien así pudo permanecer en España hasta 2011, cuando regresó voluntariamente a su país gracias al cambio político que allí se había producido.

Lo último en Investigación

Últimas noticias