LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: «El director del CNI Sanz Roldán es un peligro para mucha gente»

La experiencia tan negativa que le tocó vivir a Corinna en su encuentro en el hotel de Londres con el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), le lleva a afirmar ante Villarejo que «el director Sanz Roldán es un peligro para mucha gente».

La ex compañera sentimental de Juan Carlos I se refiere durante la conversación en varias ocasiones al teniente general de cuatro estrellas como «el troll», un sinónimo de ogro. Era la clave que utilizaba para denominar al director del espionaje español.

Villarejo le contesta que nadie se atreve a tomar la decisión de destituirlo: «Entrar en esa casa -el CNI-, levantar las alfombras y decirle: ‘Oiga, usted trabaja para el Gobierno, no el Gobierno para usted’. Y punto». Corinna comparte la opinión del comisario y desliza sus propios argumentos: «Es bueno que haya gente que le haga frente. Cuanta más mejor».

La princesa alemana y Villarejo se preguntan por la edad de Sanz Roldán. Corinna dice que, en la fecha de la conversación -2016- tiene 78 años: «Tiene la edad de Juan Carlos. Vamos, muy mayor para estar en esta posición. Y no quiere abandonar». A lo que le contesta el comisario: «No, no quiere irse. Ya te digo de las tensiones que estábamos sufriendo…».

Corinna se equivoca con la edad del teniente general, ya que nació en la ciudad conquense de Uclés en 1945 por lo que, en la fecha de la conversación con Villarejo, Sanz Roldán tenía 71 años.

Sanz Roldán fue nombrado en 2009 director del CNI por el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Mariano Rajoy lo confirmó en el cargo en 2014 otros cuatro años y se mantuvo como jefe de los espías hasta la llegada de Pedro Sánchez. Finalizó su mandato en julio de 2019, cumplidos los 74 años y con cuatro estrellas en su divisa de general. Durante sus 10 años de jefe de agentes secretos amasó un gran poder que ejerció desde la sombra.

Un ex colaborador de los servicios secretos del CNI, que vivió de cerca los acontecimientos, asegura a OKDIARIO que la mala gestión de Sanz Roldán del caso Corinna, siempre entregado a las sugerencias de Juan Carlos I, ha conducido a Su Majestad a la terrible situación en la que se encuentra: «Aquellos polvos han traído estos lodos. No se puede supeditar una institución del Estado tan importante como el CNI a los caprichos personales del jefe del Estado, sea monarca o no. Para mí, los culpables de lo que estamos viviendo son: Sanz Roldán, Ayuso y Spottorno. Es decir: mala inteligencia, mala comunicación y mala diplomacia».

Lo último en Investigación

Últimas noticias