EXCLUSIVA MUNDIAL / PRIMERA ENTREVISTA EN FORMATO TV (2ª PARTE)

Corinna: «La Casa Real estaba al tanto de todo lo que ocurría con Urdangarin»

  • Eduardo Inda y Manuel Cerdán

–Eduardo Inda: ¿Don Juan Carlos ayudó en la corrupción de Urdangarin?

–Corinna Sayn Wittgenstein: Ciertamente diría, por experiencia propia, que tu pregunta comprende dos partes importantes. A Urdangarin me lo enviaron para que le encontrara un trabajo fuera de España…

–E. Inda: En 2004.

–Corinna: En 2004. Y mantuve largas discusiones con Urdangarin para encontrarle un trabajo apropiado, y se lo encontré. Al final decidió rechazarlo porque el aspecto financiero no era tan importante. Para mí estaba claro que se sentía presionado para mantener a su esposa, a la infanta Cristina, con las comodidades y condiciones que los padres de ella esperaban, y él no era más que un deportista y sus medios para lograr tal cosa eran limitados. Lo que sabemos es que el tesorero de la Fundación Nóos era Carlos García Revenga, que era el secretario personal de las infantas. Estoy segura de que la Casa Real estaba bien al tanto de lo que ocurría. También resulta que el CNI estaba copiando los registros informáticos cada mes. Así que me cuesta mucho creer que no supieran lo que estaba pasando.

–Manuel Cerdán: Pero lo que sí es cierto es que en un momento intentaron utilizarla a usted también como muro, como chivo expiatorio en ese caso, ¿no?

–Corinna: Sí. Para mí realmente fue… y creo que muy poca gente entiende esto, en la relación o la amistad que aún existía con Juan Carlos a pesar del gran sufrimiento al que me veía expuesta, y también mi familia, con todas esas filtraciones después de Botswana, cuando me di cuenta de que la familia había conspirado para utilizar a una mujer inocente para sustituir a su hija. Empecé a tener muchísimo miedo. Me di cuenta de que la familia podía ser muy peligrosa, de que en el momento en que su imagen o su situación se viera amenazada, no dudarían en usar sin más a un inocente y en tratar de implicarlo falsamente.

Caso Nóos: Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, a las puertas de la sala de vistas (Foto: EFE/Cati Cladera)

El blindaje informativo que venía gozando la Familia Real desde la Transición comenzó a resquebrajarse en 2004, cuando estalló el caso Urdangarin a través de las páginas del diario El Mundo/El Día de Baleares, entonces dirigido por Eduardo Inda.

Corinna sostiene que la Casa del Rey era plenamente consciente de los negocios turbios que finalmente llevaron a prisión al yerno de Don Juan Carlos. Como prueba de ello, recuerda que el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, formaba parte del patronato del Instituto Nóos y el CNI desarrollaba además un exhaustivo seguimiento de todas sus actividades.

El Instituto Nóos, creado por Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres, recaudó millones de euros organizando actos y ofreciendo su asesoramiento a administraciones públicas (como el Govern de Jaume Matas o la Generalitat Valenciana) pero también a grandes firmas comerciales.

Corinna: «La Casa Real estaba al tanto de todo lo que ocurría con Urdangarin»
El ex presidente del Govern balear Jaume Matas (Foto: Europa Press).

La princesa Corinna sostiene que era una actividad consentida por la Casa Real para que Urdangarin pudiera ofrecer un estatus económico adecuado a su mujer, la infanta Cristina. El Tribunal Supremo impuso en junio 2018 al yerno de Don Juan Carlos una condena de cinco años y 10 meses de prisión (ligeramente más reducida que la que había dictado la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca). Iñaki Urdangarin cumple su pena en la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila), la misma en la que estuvo internado el ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán.

Lo último en Investigación

Últimas noticias