TIENE CAPACIDAD PARA 1.500 PERSONAS

La macrodiscoteca de Miguel Ángel Flores se anuncia como “espacio educativo para charlas literarias”

El empresario Miguel Ángel Flores, condenado a cuatro años de cárcel por las muertes del Madrid Arena, camufla su nueva macrodiscoteca LAB presentándola como un espacio cultural destinado a “actividades educativas” y “charlas literarias”.

Como ha informado OKDIARIO, la discoteca Macumba, que Flores explotaba hasta la tragedia del Madrid Arena, ha reabierto sus puertas rebautizada como espacio LAB con una licencia de actividad para “restaurante con espectáculo”.

Pero en realidad ni es un “restaurante”, ni una biblioteca para “charlas literarias”. Se trata de una macrodiscoteca con capacidad para 1.420 personas, como pudo comprobar cualquiera de los asistentes a su multitudinaria fiesta de Año Nuevo celebrada el pasado domingo, que se prolongó hasta las cinco de la madrugada.

Condenado por la muerte de cinco jóvenes

Allí no había ningún prestigioso cheff, ni camareros, ni servicio de catering, ni mesas para cenar. Sólo un millar de jóvenes bailando al ritmo de la música electrónica pinchada por seis conocidos discjockeys de la noche ibicenca, varias drag queen sobre el escenario, seis barras para servir copas y un equipo de seguridad compuesto por cerca de 20 personas. Y por supuesto, el estruendoso nivel de decibelios de los equipos de sonido y los juegos de luces lanzados por 150 proyectores habrían impedido mantener cualquier “charla literaria”.

La discoteca se encuentra en el ático de la estación de Charmatín, propiedad del ente público Adif. El gestor ferroviario adjudicó en 2014 el contrato de alquiler de todos los locales situados sobre la estación (que suman 33.000 metros cuadrados) al Grupo Alonso, que carece de experiencia en ocio nocturno: está especializado en logística y transporte de mercancías.

Para poner en marcha esta iniciativa, el Grupo Alonso ha fichado como coordinador de desarrollo a Miguel Ángel Flores, que el pasado mes de septiembre fue condenado a cuatro años de cárcel como “máximo responsable” de la muerte de cinco muchachas en la fiesta de Halloween que organizó en el Madrid Arena en 2012.

El empresario Miguel Ángel Flores, condenado por el Madrid Arena.

La sentencia, que todavía no es firme, también incluye la inhabilitación profesional de Flores, al que se prohíbe organizar este tipo de eventos durante cuatro años. Por tanto, su nombre no puede figurar sobre el papel como responsable de la discoteca LAB.

Gracias al contrato de alquiler por 15 años adjudicado por Adif, el Grupo Alonso ha rebautizado toda la planta superior de la estación de Chamartín como Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos (MEEU).

Una sala para “actividades culturales”

En el dossier que ha colgado en su página web, el Grupo Alonso evita en todo momento definir la sala LAB como una “discoteca”. Se trata, según el documento, de un “pabellón multiusos diseñado para la celebración de eventos, conciertos y sesiones audiovisuales”.

Y añade que se trata de un espacio ideal para desarrollar “actividades culturales, educativas y de ocio y entretenimiento como: artes plásticas, artes visuales, artes escénicas, espectáculos musicales y de danza, encuentros, conferencias y charlas literarias, ocio y tiempo libre, biblioteca… Todo ello bajo la marca de LAB pabellón multiusos”.

charlas-literarias
El dossier que el Grupo Alonso difunde sobre la discoteca LAB.

Pero los cerca de un millar de jóvenes –con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años– que acudieron este domingo a la fiesta de Año Nuevo de la discoteca LAB no pidieron un libro para leer, ni la carta para cenar en el inexistente “restaurante” que ha servido para otorgarle la licencia de apertura. Eran perfectamente conscientes de que acudían a una discoteca.

De hecho, la sala LAB ya aparece anunciada en las principales guías de discotecas de Madrid que se pueden consultar en Internet, tal como ha informado OKDIARIO. Los mismo ocurrió en la multitudinaria fiesta de inauguración que la discoteca LAB ofreció en la madrugada del 19 de diciembre.

Interior de la discoteca LAB, hoy gestionada por el Grupo Alonso.

Mientras tanto, en su nuevo cargo de coordinador de desarrollo del Grupo Alonso, Miguel Ángel Flores está a la espera de que la Justicia resuelva el recurso presentado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que le condena a cuatro años de cárcel por la muerte de cinco jóvenes en el Madrid Arena.

El complejo Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos (MEEU) que ahora gestiona el Grupo Alonso en el ático de la estación de Chamartín también incluye un centro de negocios, varios auditorios, un centro deportivo y una pista de patinaje para un millar de personas denominada MEEU Roller.

Se da la circunstancia de que ya en 2012 Miguel Ángel Flores había llegado a un principio de acuerdo con Adif para abrir una pista de patinaje en el mismo emplazamiento, junto a su discoteca Macumba, hoy rebautizada como sala LAB.

Comentar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¡Síguenos en Facebook!