Los venezolanos la emprenden a huevazos contra Maduro y la televisión del régimen corta la emisión

Nicolás Maduro debe haberse arrepentido de abandonar un acto masivo en coche descubierto, confiando en el ‘cariño’ de su pueblo. Terminado un mitin en San Félix, en el estado Bolívar, fronterizo con Brasil, se marchaba triunfante y saludando cuando ha comenzado una lluvia de huevos sobre el dictador y su equipo de seguridad, que ha debido sacarlo del lugar a toda prisa.

El régimen ha detenido a cinco personas por el lanzamiento de distintos objetos, aunque realmente esto apenas se ha visto -si acaso por vídeos de asistentes con sus teléfonos móviles- ya que la televisión oficial, que narraba con lenguaje épico el baño de masas de Maduro, ha cortado la señal cuando ha visto a su héroe y a sus guardaespaldas apartarse cáscaras y yemas del pelo.

"¡Maldito!", le gritaban desde ambos lados del vehículo a quien ha intentado estos últimos días un golpe de Estado en Venezuela, arrebatando los poderes a la Asamblea Nacional, único organismo que no controla el chavismo, o inhabilitando durante 15 años al líder opositor Henrique Capriles, que desde su cuenta de Twitter ha celebrado que la gente haya dicho ‘basta’ y haya perdido el miedo.

Las imágenes llegadas desde el país estas últimas horas son duras, con ciudadanos en las calles protestando pese a disparos, porrazos o gases lacrimógenos.

Lo último en Internacional