Ucrania moviliza personal especializado para desactivar las bombas de Putin que no estallan

Ucrania
Miembros del ejército ucraniano caminan entre los escombros después alcanzar misiles, una ciudad.

El ministerio de Exteriores de Ucrania  ha ofrecido datos escalofriantes sobre las decenas de minas con las que ha sembrado el ejército ruso  más de 80.000 kilómetros de territorio ucraniano. Pero también las ciudades que han sido atacadas por Rusia, existen gran cantidad de  bombas que no han detonado y deben ser desactivas. Los especialistas del Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania trabajan en muchos casos contra reloj y en situaciones límite, para poder impedir que estos artefactos de terror y muerte dejen tras de sí más destrucción.

En muchas ocasiones se juegan la vida al no contar con los equipos de protección necesarios. Por este motivo, Ucrania ha pedido a Europa ayuda para este tipo de material de seguridad y poder hacer frente a los cientos de dispositivos diseminados por el país. Pero es que Rusia, en su retirada del norte, ha sembrado deliberadamente con minas, cientos de zonas que rodean estas ciudades atacadas con el fin de bloquear la salida de su población. En ocasiones han pasado varias semanas hasta que han podido marcar zonas de paso seguras para proceder a las evacuaciones.

Los especialistas del Servicio Estatal de Emergencia ucraniano deben neutralizar todo tipo de artefactos,  como hace pocos días se mostró a través de imágenes difundidas por las redes sociales y donde varios miembros de este servicio desactivaron una bomba simplemente con unos guantes y una botella de agua.

Los ucranianos hacen frente al desastre de la guerra y los múltiples ataques rusos, tanto terrestres como aéreos. Ahora también, deben desactivar bombas poniendo sus vidas en peligro una vez más.

«Rusia está en guerra no solo con las Fuerzas Armadas de Ucrania, sino también con la población civil, violando gravemente las leyes de la guerra. El Ejército ruso está instalando de forma masiva minas prohibidas por el derecho internacional», ha denunciado el ministerio de Exteriores.

El ejército ucraniano afirma haber conquistado 29 enclaves en las regiones de Kiev y Chemigov, y que en todos los casos los rusos habrían llenado campos, casas y hasta cuerpos de civiles muertos con minas. «Los crimines de guerra de los ocupantes rusos están dirigidos incluso contra los niños. Los invasores -denuncian- habrían dejado artefactos en juguetes y objetos diversos a los que los niños pueden prestar atención», han denunciado las autoridades locales.

Minas terrestres inteligentes

El ejército de Vladímir Putin podría estar utilizando nuevas armas como las minas terrestres inteligentesuna nueva generación de estos explosivos que distinguen animales de personas, detonan la carga sin que su dispositivo sea pisado y además lanza fragmentos de su ojiva que son letales a 16 metros de distancia.

Estas minas rusas, denominadas POM-3 y también conocidas como Medallion, son una nueva generación que disponen de un sensor sísmico para detectar a una persona a cincuenta pasos de distancia. Las minas fueron desplegadas por el ejército ruso el pasado 26 de marzo en territorio ucraniano mediante cohetes disparados desde lanzadores terrestres especialmente diseñados para ese propósito, según recogía el reciente informe difundido por la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

Lo último en Internacional

Últimas noticias