Trump prevé un acuerdo comercial «muy sustancial» entre EEUU y Reino Unido

Donald Trump. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP
  • Raúl Redondo | atalayar.com

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aventuró durante su visita oficial de tres días a Reino Unido un gran desarrollo de la relación económica entre su país y la nación británica, una vez se haya completado el esperado proceso de ‘Brexit’ para la salida de los británicos de Unión Europea (UE), y anticipó lo que será un acuerdo comercial “muy sustancial” entre ambas partes.

El máximo mandatario norteamericano indicó que el posible acuerdo comercial bilateral que podrían alcanzar EEUU y Reino Unido “tiene un tremendo potencial”. El dirigente republicano fue más allá, explicando desde Londres, durante una rueda de prensa conjunta con la primera ministra Theresa May, que tiene la determinación de cerrar un tratado de libre comercio entre ambas naciones “dos o tres veces mayor” de lo que sendos países poseen actualmente; cuando se produzca la tan esperada salida de Reino Unido de las instituciones comunitarias, fijada para el 31 de octubre después de la prórroga aplicada por la UE tras los fallidos intentos de sacar adelante las votaciones en el Parlamento británico sobre el plan para el ‘Brexit’ que había negociado Theresa May con los dirigentes comunitarios.

Trump se reunió con May y con una decena de empresarios británicos y estadounidenses de cara a avanzar en el terreno comercial y salió bastante satisfecho de este cónclave tras “estrechar lazos comerciales”, como reconoció el propio presidente norteamericano. A la cita empresarial acudieron, entre otros, el príncipe Andrés, duque de York; los ministros británicos de Economía, Philip Hammond, y Comercio Internacional, Liam Fox; el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, e Ivanka Trump, hija del presidente; además de directivos de la aeronáutica británica BAE Systems, la farmacéutica GSK, el banco Barclays, la eléctrica National Grid y Reckitt Benckiser. Por parte de la representación empresarial de EEUU asistieron miembros de JPMorgan Chase, de Lockheed Martin, del banco Goldman Sachs International, dla firma de ingeniería Bechtel y de la de software Splunk.

Por su parte, la primera ministra de Reino Unido también destacó la buena sintonía política y económica existente entre ambos Estados. Así, puso en valor “la gran asociación” existente entre ambas partes, que mantienen un intercambio comercial importante, valorado en 240.000 millones de dólares en 2018. Un volumen que, según May, “puede ampliarse” con el futuro pacto comercial previsto; lo que se prevé como un “ambicioso acuerdo comercial”, en palabras de la líder conservadora.

Una Theresa May que salió al paso de diversas críticas en torno a esta entente comercial, sobre todo relacionadas con la entrada de capital norteamericano en el sector sanitario británico, ante las cuales la dirigente británica puntualizó que todo entra en un tratado que debe ser ratificado primero por ambas partes.

Incidiendo en el mensaje positivo en lo comercial, la primera ministra británica animó a “seguir con el trabajo conjunto para apuntalar, moldear e influir en la economía global, sus normas y sus instituciones, con el fin de mantener los mercados libres, justos y abiertos, y las empresas e industrias competitivas”.

May y Trump se mostraron muy convencidos de avanzar en este nuevo acuerdo comercial bilateral, que esperan sea muy beneficioso para ambas partes, mejorando los parámetros de la actual relación económica entre ambos. De hecho, Trump instó a la dirigente conservadora a “quedarse” para completar el acuerdo comercial. “Creo que tendremos un acuerdo comercial muy sustancial. Vamos a hacerlo”, afirmó con rotundidad Donald Trump, quien también alabó la labor realizada por la primera ministra británica respecto al proceso de ‘Brexit’, señalando que esta había dejado en “buen lugar” la negociación sobre la marcha británica de las instituciones europeas, la cual tendrá que culminar el próximo sucesor de May, quien tiene prevista como fecha de dimisión el próximo 7 de junio, después de que fracasase en todos sus intentos de que la Cámara de los Comunes ratificase su acuerdo para el ‘Brexit’.

Un proceso de salida de las instituciones comunitarias que se ve abocado a producirse sin acordar los términos de salida con la UE; lo que ha venido a denominarse un ‘Brexit’ duro, por el cual abogan varios de los candidatos a suceder a May al frente del Partido Conservador de Reino Unido y en el cargo de primer ministro; aspirantes a los cuales ha mostrado su apoyo Trump, como es el caso del exalcalde de Londres y exministro de Exteriores Boris Johnson.

Durante el paso de Trump por Londres, este ha tenido que soportar multitudinarias manifestaciones en su contra; las cuales el presidente dijo “no haber visto” y que, en cualquier caso, atribuyó a las “noticias falsas” difundidas sobre su persona.

Lo último en Internacional

Últimas noticias