Irán advierte alerta por el despliegue de misiles Patriot estadounidenses en Irak

Irán advierte alerta por el despliegue de misiles Patriot estadounidenses en Irak
Sistema de defensa antimisiles Patriot de Arabia Saudí (Foto: AFP)
  • Raúl Redondo/atalayar.com

La República Islámica de Irán denunció que Estados Unidos conduce a Oriente Medio al desastre en medio de la pandemia del coronavirus después de que se informara sobre el despliegue de misiles de defensa aérea Patriot en Irak. El mundo está siendo azotado actualmente por la plaga del COVID-19, que ha dejado ya en el mundo decenas de miles de muertos y centenares de miles de casos de contagio y desde el régimen iraní se ha advertido por la actitud beligerante de Estados Unidos en esta situación.

Mientras tanto, Donald Trump, presidente de EEUU, acusó a Irán de planear un ataque sorpresa contra soldados desplazados en Irak y que participan en la alianza internacional contra el terrorismo yihadista que opera en la región.

La Casa Blanca dialogó con Bagdad sobre el despliegue propuesto desde enero, pero no se aclaró en el momento si hubo aprobación o no. La República Islámica de Irán, con gran influencia dentro de la esfera política, militar y social iraquí, indicó que no se había producido, pero ha terminado alertando en las últimas horas sobre esta disposición, sobre todo ante el actual momento que se vive con la pandemia del coronavirus; una crisis sanitaria que está asolando más profundamente a determinados países, como es el caso de Irán, que cuenta ya con más de 3.000 muertos y más de 15.000 afectados en este momento (una lacra en la que está sumida también la nación norteamericana, con casi 4.800 fallecidos y 210.000 casos contabilizados)

El despliegue de EEUU va «en contra de la posición oficial del Gobierno, el Parlamento y el pueblo iraquí», según se afirmó en una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní el miércoles.

En comunicado oficial se instaba al final del «belicismo durante el brote de coronavirus» y se advertía que las actividades militares norteamericanas en la región podían llevar a «la inestabilidad y el desastre» y que EEUU debía «respetar los deseos del pueblo y el Gobierno iraquí y abandonar el país».

Cabe destacar que la sociedad iraquí se ha venido manifestando vehementemente durante los últimos meses, incluso con duros altercados en las calles, contra la injerencia en su país tanto de Irán como de Estados Unidos.

La ciudadanía del país del Golfo rechaza la intromisión persa en sus asuntos de Estado y su enorme influencia sobre la comunidad chií y sobre el sector militar; y también se opone a la presencia de tropas estadounidenses en suelo iraquí.

Por su parte, el portavoz del Pentágono Sean Robertson justificó el envío de suministro armamentístico a Irak manifestando a la cadena Al-Jazeera que “Estados Unidos están trasladando sistemas defensivos a Irak para proteger a los miembros de la coalición y de los servicios de los Estados Unidos de diversas amenazas aéreas sobre las bases iraquíes que albergan a las tropas de la coalición».

«Es importante señalar que los repetidos ataques a las bases iraquíes, que violan la soberanía iraquí, han matado y herido a iraquíes, miembros de la coalición e integrantes de los servicios de EEUU. El establecimiento de las defensas aéreas terrestres en Irak continúa, pero por razones de seguridad operacional, no estamos proporcionando actualizaciones de estado a medida que esos sistemas se ponen en línea. El Gobierno iraquí es muy consciente de nuestra necesidad colectiva de protección de la defensa aérea de los miembros del servicio dentro de Irak, y seguimos nos coordinando estrechamente con nuestros homólogos iraquíes», remarcó Robertson.

Estados Unidos defiende el emplazamiento del sistema de defensa antimisiles Patriot por los ataques sufridos contra bases militares de Irak en las que operan soldados norteamericanos y de las que el Departamento de Defensa norteamericano culpa a Irán y a milicias chiíes respaldadas por el régimen de los ayatolás.

Precisamente, uno de estos ataques contra una instalación castrense en la ciudad iraquí de Kirkuk en diciembre pasado, que dejó un contratista civil muerto, desencadenó la última gran escalada de tensión entre Irán y Estados Unidos, ya que la Administración norteamericana contestó a través de una operación con drones que mató al líder de las Fuerzas Quds (cuerpo de élite del Ejército iraní) Qassem Soleimani en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad, lo que desembocó en una oleada de violencia en respuesta, incluido el asalto a la Embajada de EEUU en Teherán y otros ataques a emplazamientos castrenses en Irak.

El ex jefe del Comando Central de EEUU, almirante William Fallon, dijo a Al Jazeera que EEUU está desplegando los misiles para proteger a sus fuerzas en Irak. Fallon calificó la reacción iraní como «retórica esperada de Teherán». «El movimiento de EEUU tiene como objetivo proteger a las tropas estadounidenses restantes en Irak», señaló Fallon, especialmente después del bombardeo de las bases iraquíes donde estaban estacionadas las tropas estadounidenses.

Donald Trump acusa a Irán de planear un ataque sorpresa contra tropas estadounidenses en Irak

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles que Washington cuenta con información que apunta a un “ataque sorpresa” de Irán o las milicias a las que apoya contra sus tropas en Irak. “Es muy buena información”, dijo el presidente este miércoles por la tarde, en su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca para informar de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Trump ha comentado la inminencia de un “ataque liderado por Irán o por grupos apoyados por Irán”, que para él “es lo mismo”. “Solo les decimos una cosa: no lo hagáis”, advirtió el presidente estadounidense utilizando un tono amenazante para advertir a Irán: “Si sucede, nuestra respuesta más grande aún. Irán pagará un precio muy alto, desde luego”.

Lo último en Internacional

Últimas noticias