El buque turco Yavuz continuará con sus exploraciones en el Mediterráneo oriental hasta octubre

Turquía Grecia
El buque turco de exploración sísmica Oruç Reis.
  • Celia López | Atalayar.com

Turquía redobla su apuesta en el Mediterráneo oriental y anuncia que el buque turco Yavuz continuará con sus exploraciones en el Mediterráneo oriental hasta el próximo 12 de octubre. Para el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, esto supone una nueva amenaza, puesto que la embarcación se encuentra en aguas territoriales turcas. Anastasiades ha calificado de “ilegales” estas prospecciones y ha pedido ayuda a la Unión Europea frente al expansionismo turco.

Anastasiades ha advertido este miércoles que Turquía continúa con sus provocaciones en el Mediterráneo oriental y ha solicitado volver al diálogo, aunque ha señalado que no lo harán bajo amenazas. Las palabras del mandatario chipriota se producen una semana antes de una cumbre especial de los líderes de la Unión Europea que se celebrará el 24 y 25 de septiembre para discutir cómo resolver la crisis entre Chipre y Turquía.

Durante el discurso anual sobre el Estado de la Unión, Úrsula von der Leyen, ha afirmado que nada justifica los intentos de acoso por parte de Turquía hacia sus vecinos. Durante la cumbre de la próxima semana la Unión Europea ha acordado fijar una posición común frente a Turquía. Sobre la mesa están la imposición de nuevas sanciones e incluso un nuevo embargo de armas a Turquía.

El primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis ha hecho un llamamiento a la “solidaridad” europea en esta cuestión. Mitsotakis siente muy de cerca la amenaza que supone que Grecia y por ello ha anunciado un refuerzo del material de las Fuerzas Armadas griegas en plena pandemia.

Aunque el Oruç Reis, el buque de investigación marítimo turco que operaba en aguas griegas, ya ha regresado a Turquía y se esperaba un apaciguamiento del conflicto, la desescalada aún no se ha producido. A pesar de ello, el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha afirmado que la retirada del Oruç Reis es un paso en la dirección correcta que podría conducir a nuevos pasos hacia el diálogo.

La retirada del Oruç Reis está relacionada con la nueva cumbre europea que se producirá el próximo 24 y 25 de septiembre y en la que se podrían acordar nuevas sanciones a Turquía. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha decidido recular su expansionismo en el Mediterráneo oriental de cara a la cita europea. Aun así, el Barbaros Hayrettin Pasa y el Yavuz, buques turcos de perforación y sísmicos, siguen investigando en un sector marítimo bajo la jurisdicción de la República de Chipre.

En su visita a Atenas este martes, el presidente del Consejo Europeo Charles Michel se ha mostrado favorable a la conciliación, evocando la convocatoria de una “conferencia multilateral” a la que asistirán diferentes países para tratar de resolver los problemas entre Grecia y Turquía.

Mitsotakis señaló durante el encuentro de este martes que estaba abierto a iniciar “conversaciones preliminares de inmediato” a condición de que Turquía retirara sus buques y detuviera sus incursiones. Las negociaciones, dijo, se limitarían a “la delimitación de las zonas marítimas” en el Mar Egeo y el Mediterráneo oriental. Para Ankara eso no es suficiente. En su opinión los debates no pueden reducir a lo que pide Grecia y demanda la desmilitarización de las islas griegas, la redefinición de la plataforma continental turca y nuevo estatuto para la minoría turca en Grecia.

Lo último en Internacional

Últimas noticias