Salud

Cómo tener más energía para afrontar el día a día

como tener mas energía
Pasos para tener mas energia para afrontar el dia a dia

Dormir bien, hacer ejercicio y tomar un buen desayuno son algunas de las claves para poder tener más energía para afrontar el día a día.

¿Cómo tener más energía para afrontar el día a día? Si notas que nada más arrancar tu jornada, ya estás cansado, quizás necesites algo más que un complejo vitamínico, así que vamos a ofrecerte una guía de pasos muy sencilla que te servirá para poder afrontar el día con las "pilas bien cargadas".

Hoy en día son muchas las personas que toman vitaminas que les permitan poder enfrentarse a todo el día con energía, pero lo cierto es que podemos seguir varias pautas que nos permitirán tener siempre esa energía que se requiere para estudiar, trabajar y como no, hacerse cargo de la casa. Es decir, seguir toda nuestra actividad y ritmo de vida.

Pasos para tener más energía para afrontar el día a día

Cuando somos jóvenes quizás no nos damos cuenta de la importancia de tener siempre energía almacenada en el cuerpo, pero a medida que nos hacemos mayores, parece que nos cuesta más afrontar largas jornadas, así que veamos qué podemos hacer al respecto.

  1. Duerme bien: Lo primero que te recomendamos para poder tener energía para afrontar un nuevo día, es que hayas dormido las horas adecuadas por la noche. Lo ideal es dormir una media de 8 horas, de modo que podamos "recargar las pilas". Es aconsejable además que te vayas a la cama sin estar mirando el móvil todo el rato. La vieja costumbre de leer un poco antes de ponerse a dormir puede ser una buena idea para entrar en nuestra primera fase de sueño de forma relajada y así descansar bien y profundamente.
  2. Cuando te levantes, sal de la cama. Todos lo hacemos cuando nos despertamos, pasamos al menos diez minutos revisando todas las redes sociales que hemos perdido durante la noche, pero mientras más tiempo permanezcas en la cama, más querrás quedarte allí. Salir de la cama te impedirá tener ganas de quedarse allí, así que levántate y hojea tu teléfono desde la mesa de la cocina. La forma más fácil de hacerlo es colocar la alarma lejos de la cama, de modo que cuando se dispare por la mañana, literalmente te obligarás a salir de la cama para apagarlo. Y una vez que te levantes ya puedes comenzar tu día, sin la tentación de volver a la cama.
  3. Haz un buen desayuno: Para "llenarte" de energía de la manera correcta y poder enfrentar así el día, deberíamos introducir, con el desayuno, 20-25% del total de calorías diarias (en promedio son 2000, pero están influenciadas por un número infinito de factores). Cuando hablamos de hacer un buen desayuno nos referimos al equilibrio correcto de carbohidratos simples y complejos, proteínas, grasas, fibras y microelementos (por ejemplo, vitaminas). Un desayuno saludable y equilibrado debe contener 60% de carbohidratos, 20% de grasa, 20% de proteínas. Respecto al desayuno ideal en la web hay multitud de artículos y teorías. Sin embargo, el secreto es tratar de variar en varios días y determinar el tipo de desayuno que, de hecho, nos hace sentir mejor durante el día . Sin embargo, las recomendaciones generales son: no exageres los azúcares simples (como la glucosa y la fructosa, la mermelada está llena de ellos), evita las grasas saturadas como la mantequilla o la grasa animal. Siempre toma una cantidad constante de fibra para: controlar mejor el azúcar en la sangre, aumentar la sensación de saciedad y mejorar la motilidad intestinal.
  4. Vencer el cansancio con ejercicio: Cuando te levantes sintiéndote agotado, lo último en tu mente probablemente será hacer ejercicio. Si bien una media hora adicional en la cama puede parecer la mejor solución, el ejercicio puede ayudarte a sentirse más despierto. Revitalizar el cuerpo puede eliminar el cansancio, y es probable que las endorfinas que se liberan de la actividad física te pongan en mejor estado de ánimo.
  5. Tienes algo por lo que levantarte: A menudo, no tener planes puede llevar a la relajación. Ya sea que tenga planes programados o no, levantarse y hacer algo puede ayudarte a aliviar tu estado de cansancio. Incluso si solo sales y toma aire fresco, pasar la mañana haciendo algo es clave para proporcionarte la energía que necesitas.

Temas

Últimas noticias