Amistad

Cómo reconciliarse con un amigo

Reflexionar, pensar, pedir disculpas y entender al otro son algunas de las claves para reconciliarse con un amigo.

reconciliarse con un amigo
Pasos para reconciliarse con un amigo

Muchas veces en la vida, discutimos con amigos y aunque en la mayoría de casos, el problema se puede resolver en poco tiempo, existen amistades que se rompen de forma dolorosa. Si estás pasando por ello, sigue leyendo porque te explicamos una guía de pasos en la que aprenderás cómo reconciliarse con un amigo.

Antes de ofreceros las pautas a seguir para que podáis reconciliaros con ese amigo o amiga con el que lleváis tiempo enfadados, es importante tener claro que el dicho «quien tiene un amigo tiene un tesoro» es del todo cierto, y que si realmente temes perder a esa persona que ha sido tu amigo durante todo este tiempo, debes intentar hacer todo lo posible para que arregléis vuestro problema por muy fuerte que haya sido.

Pasos para reconciliarse con un amigo

Si estás dispuesto a hacer todo lo posible por reconciliarte con ese amigo querido, es porque realmente valoras su amistad de modo que sigue lo que ahora te indicamos.

  1. Reflexiona: reflexionar es una de las claves que te llevarán por el camino de la reconciliación frente a tu amigo. Si te quedas con lo malo, con la situación o el hecho que os ha distanciado o lo que realmente piensas, no podrás seguir adelante. Debes pensar ¿qué es más importante?, ¿la amistad?, ¿el problema? Reflexiona qué sientes, qué ha pasado y si realmente deseas recuperar la amistad.
  2. Piensa en lo que ha pasado y pide disculpas: ¿Usaste gestos o palabras que pueden haber herido al otro? Si tienes claro que eres el culpable de la situación debes ser tú quien pida disculpas: el dolor de la verdad puede ser agudo, pero el sufrimiento causado por frases malvadas o acciones insanas es aún más grave, porque crean una ruptura en la relación y restan la confianza. Intenta ponerte en los zapatos del otro. Pedir disculpas es un signo de madurez y comprensión real.
  3. Piensa en lo qué ha pasado y expresa tu dolor: En caso contrario, y si has sido tu amigo quien te ha hecho daño a ti, debes expresarle cómo te sientes. Cómo te ha dolido lo que te ha dicho o lo que te ha hecho y cómo te duele más que vuestra relación se haya roto. Debes hacerle entender que le valoras como amigo y que te ha dolido mucho su acción y vuestro distanciamiento.
  4. Ten paciencia: El otro puede no estar listo para hacer las paces, especialmente si la pelea ha dejado marcas profundas. Tenéis derecho a daros tiempo para que ambos estéis realmente disponibles y tranquilos para lidiar con este momento. Hacer la paz es un regalo , no una obligación.
  5. Habla con tu amigo: ten el coraje de enfrentar al otro sin negarte lo que es importante para ti, de lo contrario, no tendría sentido. Encuentra un acuerdo, un punto intermedio, una visión capaz de unir ambos puntos de vista. Trata de encontrar lo que hay en común entre vuestros pensamientos, pero recuerda que fomentar el respeto significa saber aceptar a una persona con diferentes experiencias, ideas y opiniones con respecto a las propias.
  6. Escribe a tu amigo: En el caso de no estar listo para verte con tu amigo, pero querer comunicarte con él puedes escribirle  un mensaje o una carta: el papel y bolígrafo, el sello y el pensamiento escrito harán de esta comunicación algo precioso, incluso en el caso de que sean unas pocas palabras. Por ejemplo, lo siento. Expresa a la persona que tienes delante tus emociones y lo importante que es para ti, haz que entienda lo que sientes en tu corazón. Para hacer la paz, el aspecto emocional es mucho más importante que las explicaciones de lo que sucedió a un nivel racional.

Lo último en How To

Últimas noticias