Planchado

Cómo planchar el lino paso a paso

planchar lino
Aprende cómo planchar lino paso a paso

El lino es uno de los tejidos más elegantes y frescos que podemos llevar, pero también es uno de los que más se arrugan cada vez que lo lavados. Si tienes una prenda de este tejido, no te pierdas a continuación, esta sencilla guía de pasos en la que te explicamos cómo planchar lino.

El lino es un tipo de tejido de origen vegetal que se saca a partir de una fibra natural como puede ser el algodón o el cáñamo. Se dice que se trata de la fibra textil más antigua que se conoce y ya en Egipto era usada para fabricar todo tipo de prenda, aunque sabemos lo mucho que cuesta evitar sus arrugas.

Pasos para planchar lino:

  1. Antes de ver como planchar el lino, recuerda que un procedimiento correcto durante la fase de lavado te permitirá tener menos dificultades cuando tiene que planchar.
  2. Siempre lee la etiqueta cuidadosamente y sigue las instrucciones. La ropa de lino se puede lavar a temperaturas muy altas ya que es muy resistente; sin embargo, ten cuidado si hay fibras más delicadas o si la prenda es de algún color, manteniendo en este caso una temperatura más baja. Si pudes evita el centrífugado, ya que corres el riesgo de crear arrugas que luego se vuelven inmanejables con la plancha.
  3. Y luego, una vez has sacado el lino de la lavadora, ¿qué haces? Lo primero de todo es colocar la prendas de lino en una percha, extendiéndola bien con tus manos ; es importante que seques la prenda a la sombra y en las horas frías del día, nunca con sol. Y, para evitar tener que estar planchando durante horas recuerda retirar la prenda cuando todavía esté ligeramente húmeda.
  4. A la hora de planchar, debes extender bien la prenda sobre la tabla de la plancha y aplicar primero un poco de vapor, y después pasar la plancha de manera cuidadosa por cada arruga.
  5. El lino es así, nos va a hacer trabajar con cada una de las arrugas que veamos. Debemos tener paciencia y no pretender planchar toda la prenda de golpe. Debes planchar por encima de cada arruga hasta que desaparezca por completo.
  6. Por otro lado, puedes usar una toalla en el caso de tener que planchar prendas o sábanas de lino que tengan bordados. Colocas la toalla sobre el bordado y de este modo podrás planchar sin que los detalles acaben deteriorados.
  7. Cuando el trabajo esté terminado, cuelga la prenda de inmediato en una percha para que la prenda no vuelva a arrugarse y deja que se ventile durante un momento. No coloques nunca la prenda en el armario inmediatamente, ya que debes darle tiempo para liberar la humedad residual.

Lo último en How To

Últimas noticias