Limpieza

Cómo limpiar una alfombra

Vinagre, bicarbonato, sal o el jabón de marsella son algunos de los remedios que podemos usar para limpiar una alfombra de forma sencilla y eficaz.

limpiar una alfombra
Guía para saber cómo limpiar una alfombra

La limpieza de alfombras en el hogar, de manera efectiva, natural y económica es posible con algunos ingredientes naturales y algunos consejos específicos. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos cómo limpiar una alfombra.

Las alfombras aportan color a la habitación, decoran y agradan a los niños, por lo que son unas áreas de juego perfectas. Su punto sensible es la limpieza, ya que pueden convertirse fácilmente en receptáculos de bacterias, ácaros y polvo. Para evitar que esto suceda, será suficiente un mantenimiento periódico, económico y ecológico.

Materiales

  • vinagre de vino blanco
  • bicarbonato
  • sal gruesa
  • almidón de maíz
  • aceite esencial (opcional)

Pasos para limpiar un alfombra

  1. Para una limpieza normal y frecuente, primero tenemos que comenzar dando la vuelta a alfombra y pasamos la aspiradora por la parte de atrás . Eliminarás tierra, polvo y migas.
  2. Gira de nuevo, y espolvorea un poco de bicarbonato de sodio, extendiéndolo sobre toda la superficie con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves. Deje actuar lo más posible, luego retíralo con la aspiradora. Si lo haces a menudo, tendrás las alfombras siempre limpias y desodorizadas.
  3. Para una limpieza más profunda, mezcla 2 vasos de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro de agua y distribuye el producto con un aerosol. Cepilla suavemente y deja que se seque lejos de la luz del sol para no dañar los colores.
  4. Con vinagre blanco y sal gruesa en partes iguales, crea una pasta con una consistencia cremosa, que después podrás usar para limpiar las distintas manchas que pueda tener la alfombra . Esta mezclae un excelente quitamanchas, pero debe usarse con cuidado en telas especialmente delicadas. Para las manchas frescas, húmedas o aceitosas, usa una mezcla de bicarbonato de sodio y almidón de maíz. Espere a que la suciedad se absorba, luego cepille y aspira.
  5. Cuando las dimensiones lo permitan, puedes limpiar las alfombras a mano o en la lavadora con un detergente suave y ecológico, como por ejemplo una mezcla de jabón de Marsella en una botella con agua, una taza de bicarbonato de sodio y unas gotas de aceite esencial del perfume que prefiera. Mezclar bien y luego usarlo como un detergente de lavandería normal.
  6. Las alfombras de algodón o esponja, especialmente las que son utilizadas en el baño, pueden tratarse primero con jabón de Marsella disuelto en agua y verterse en un spray. Los detergentes caseros que crees se pueden guardar durante aproximadamente dos meses, para ser utilizados si es necesario, incluso para ropa, sábanas y toallas.
  7. Es recomendable además que dejes secar las alfombras al aire, aunque alejadas de la luz del sol, que podría crear manchas si por ejemplo la alfombra es de un color claro.

Lo último en How To

Últimas noticias