Insectos

Cómo hacer una trampa para moscas

Hacer una trampa para moscas con una botella nos ayudará a tener estos molestos insectos bajo control en nuestra casa. Toma nota de estos pasos y prepara un sencillo remedio casero.

Hacer una trampa para moscas
Pasos para hacer una trampa para moscas

Hacer una trampa para moscas es algo que nos viene bien a la hora de mantener nuestro hogar libre de este tipo de insectos. Las moscas acostumbran a llegar con el buen tiempo y se instalan de forma un tanto molesta en nuestra casa. Podemos acabar con ellas o evitar que visiten algunas zonas más complicadas, como la cocina o el salón, solo necesitamos hacernos con una buena trampa para moscas. Toma nota de estos sencillos materiales y de los pasos necesarios para conseguir la trampa para moscas perfecta.

Materiales para hacer una trampa para moscas

  • 1 botella de plástico vacía
  • Tijeras
  • Pegamento
  • 4 cucharadas de azúcar
  • ½ manzana

Pasos para hacer una trampa para moscas

  1. Para esta sencilla y útil manualidad necesitamos una botella de plástico. La lavaremos bien y esperaremos a que se seque para empezar a crear la base de esta sencilla trampa para moscas.
  2. Con la ayuda de unas tijeras vamos a cortar la parte superior y hacer un agujero que atraviese la botella. Dejaremos de esta manera lista una base que tendrá como protagonista un gran agujero. Y un embudo que habremos creado con la parte superior de la botella.
  3. Colocamos la parte superior de la botella al revés en el agujero que se ha creado. Para que quede fijo en el lugar deseado vamos a ponerle un poco de pegamento, de esta manera conseguiremos que no se mueva.
  4. Tenemos la trampa casi lista, nos faltará la receta principal que conseguirá que las moscas queden atrapadas y podamos retirarlas fácilmente de nuestra casa. Nos ponemos manos a la obra en la cocina.Cómo hacer una trampa para moscas
  5. En un cazo vamos a colocar el azúcar, dejaremos que se vaya disolviendo hasta formar una especie de jarabe que nos servirá para atrapar a las moscas. Este elemento actuará de pegamento natural, es sencillo de hacer y no produce ningún efecto secundario.
  6. Colocamos el jarabe en el interior de la botella con cuidado de que no gotee, debe quedar perfectamente situado en el medio. Cuando esté correctamente colocado vamos a añadirle un poco más de dulzor para conseguir que las moscas lleguen atraídas por el olor.
  7. Pelamos una manzana y la cortaremos en trocitos. Los vamos a ir colocando dentro de la botella. Tendremos lista la trampa, la colocaremos directamente en un lugar soleado, podemos colgarla o situarla estratégicamente para que no se vea.

Las moscas se sentirán atraídas por esta botella, cuando estén atrapadas en ella podemos tirarla y volver a preparar una nueva trampa.

Lo último en How To

Últimas noticias