Familia

Cómo hablar con tus hijos sobre el divorcio

hablar tus hijos sobre divorcio
Pasos para hablar con tus hijos sobre el divorcio

Establecer un diálogo abierto, sincero, honesto y claro es la clave para poder hablar con tus hijos sobre el divorcio y evitar así cualquier trauma o momento incómodo.

Cuando un matrimonio se rompe es algo duro para las dos partes de la pareja, pero más duro es todavía en el caso de tener hijos, los cuáles deben asumir la separación de sus padres entendiendo que aunque todo va a cambiar, la familia permanecerá unida. Veamos a continuación una guía de pasos en la que de forma sencilla explicamos Cómo hablar con tus hijos sobre el divorcio.

El divorcio en un matrimonio que tiene hijos implica una ruptura en los esquemas y rutina de los niños, los cuáles dependiendo de las circunstancias pueden incluso sentirse culpables por la separación de los padres, de modo que los progenitores tienen que saber qué pautas seguir para anunciar el divorcio y hablar de ello con total naturalidad.

Pasos para hablar con tus hijos sobre el divorcio

hablar tus hijos sobre divorcio

  1. Sé sincero con los hijos: Un divorcio cambia las vidas de la pareja que lo sufre pero también la de los hijos, de modo que lo primero que tenemos que hacer es hablar de ello a los niños con naturalidad y sinceridad. Puede que el niño haya estado viendo a los padres discutir constantemente antes del divorcio. Podemos entonces hacerle entender que con la separación las cosas irán mejor porque por fin se acabarán las discusiones.
  2. Tiene que haber unión para hablar del divorcio: Aunque la pareja ya no se aguante, tiene que permanecer unidad a la hora de anunciar y de hablar del divorcio con los hijos. El anuncio debe hacerse como si fuera el de cualquier otro evento o momento importante familiar. El niño debe entender que la familia cambiará su dinámica, pero que nada cambiará en torno a su cuidado y el amor que sentís por él.
  3. Uno nunca debe trivializar el dolor de los niños. Este dolor no es el resultado de la separación en sí, sino de problemas de relación y comunicación entre padres e hijos. Este es un aspecto que siempre debe tenerse en cuenta cuando se trata de una situación de este tipo.
  4. Otra cosa importante es dejar claro a los hijos que ellos son lo primero. El amor de pareja ha terminado, las condiciones ya no existen para estar juntos, pero el amor por los niños no ha cambiado. No se tiene porque que en detalles íntimos o legales (desde el mantenimiento hasta un posible nuevo amor en la vida de los cónyuges), pero honestamente hay que anunciar el fin del matrimonio y dejar claro que pase lo que pase, los hijos van a ser siempre la prioridad.
  5. Es importante además no dejar que los hijos sientan que son parte culpable del problema. El divorcio es una decisión de la pareja, por el bien de cada uno y en definitiva por el bien de los hijos. Ellos deben entender que no tienen la culpa de que papá y mamá ya no quieran estar juntos, y sentirse seguros ante la nueva situación, algo que solo se puede conseguir si se siguen pautas de respeto entre los padres y además, se establece una nueva rutina a la que acostumbrarse poco a poco.
  6. Por último, un diálogo honesto y claro ante los hijos, respondiendo cualquier duda o pregunta que tengan será también bueno a la hora de hablar del divorcio, que dependiendo de la edad puede ser más o menos traumático. De todos modos, ante las dudas y los miedos, podemos también como no, recurrir a la ayuda de profesionales que nos guiarán para hacer entender a los niños que el divorcio no tiene porque ser algo malo, sino una vía para estar todos mucho mejor.

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .