Salud

Cómo dejar de tomar bebidas azucaradas

Elegir otro tipo de bebida como el agua con gas, mezclar tu refresco con agua o salir a correr son algunos de los pasos a seguir para dejar de tomar bebidas azucaradas

como dejar de tomar bebidas azucaradas
Guía de pasos para dejar de tomar bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas y carbonatadas son sin duda, de las bebidas que más se consumen a diario, y aunque no pasa nada porque las tomes de manera puntual, su composición y el hecho de tener un elevado porcentaje de azúcar hace que sean muchas las personas que de alguna manera las beban de manera compulsiva e incluso adictiva, suponiendo esto un riesgo para la salud. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que os explicamos Cómo dejar de tomar bebidas azucaradas.

Tomar bebidas azucaradas o un refresco no supone ningún riesgo para nuestra salud si como decimos la tomamos de un modo puntual, pero en el caso de que bebas este tipo de bebida todos los días y a todas horas, te puede llevar a padecer una larga lista de enfermedades y afecciones peligrosas como la diabetes y otros problemas como el sobrepeso. Veamos entonces cómo proceder para dejar de tomarlas.

Pasos para dejar de tomar bebidas azucaradas

como dejar de tomar bebidas azucaradas

  1. Una de la primeras cosas que debes saber es que debido a su composición, este tipo de bebidas suelen desarrollar en nosotros cierta adicción, de modo que si las tomas de manera regular y de repente dejas de hacerlo, notarás como tu cuerpo te pide esa dosis que le has estado dando de azúcar a través de tu refresco. Para evitar esta sensación, que puede llevar incluso a padecer mareos y sensación de ansiedad, puedes comenzar  aplicando un remedio que consiste en mezclar la bebida en medio vaso de agua: beberás menos azúcar y estarás más hidratado. Eso sí, notarás que tus papilas gustativas te piden más azúcar, pero debes ir reduciendo la dosis de manera progresiva para que el cuerpo se acostumbre a la nueva situación.
  2. Otra de las cosas que debes hacer es "quemar" todo ese exceso de azúcar que tu cuerpo ha ido acumulando todos estos años. Para ello, puedes realizar ejercicios como salir a correr, o sencillamente un poco todos los días por la mañana en casa. De este modo tu cuerpo se acostumbrará a otra rutina e irás eliminando las toxinas y calorías que has acumulado durante años.
  3. En el caso de necesitar tu bebida azucarada a una determinada hora para seguir rindiendo o para continuar con tu día como siempre sueles hacer, puedes encontrar algún tipo de sustituto como por ejemplo tomar un té helado sin azúcar o alguna pieza de fruta fresca como una manzana. No es lo mismo, pero notarás que no pierdes energía.
  4. Si solo deseas sentir las burbujas en la lengua, puede cambiar los hábitos eligiendo agua carbonatada . De esta manera, controlas la cantidad de dulzura y azúcar en el cuerpo. El hecho es que muchas personas no toleran el agua natural en absoluto, de modo que el agua con gas puede ser una solución e incluso puedes probar a mezclar esta con algún jugo de frutas sin azúcar.
  5. Hay algunos momentos en la vida diaria de muchas personas que a menudo provocan la necesidad de tomar bebidas azucaradsa. Por ejemplo, quedarse en la oficina hasta tarde, comer en cierto restaurante, estar frente a un domingo sin nada que hacer o quedarse en casa viendo la televisión. En tu caso, ¿cuál es tu momento débil? Trata de pensarlo y enfrentarlo: pon en práctica los remedios señalados durante tres semanas. Incluso si al principio puede parecer un cambio difícil de hacer, piensa que solo te aportará beneficios para la salud. Una vez que termines este período, las bebidas azucaradas dejarán de ser tan indispensables en su vida.

Lo último en How To

Últimas noticias