Plantas

Cómo cultivar argán

cultivar argán
Cultivar argán puede ser muy beneficioso

El aceite de argán tiene muchos beneficios para la salud, y se aprovecha tanto en la gastronomía como en belleza. Sus semillas tienen sabor a nuez, y se puede cultivar fácilmente. ¿Quieres saber cómo cultivar argán? Sigue leyendo y descubre las claves para poder hacerlo con éxito.

Se pueden empezar a sembrar semillas de argán en agosto, pero la mejor época para hacerlo es a partir de diciembre y hasta junio. Dependiendo de la época tardan más o menos en germinar, pero no más de seis semanas en el peor de los casos.

Pasos para cultivar argán:

  1. Semillas: debes elegir 10 semillas, secarlas y quitarles el velo que las recubre. Después, déjalas 1-2 meses a temperatura ambiente en un lugar a la sombra. Esto es imprescindible antes de poder cultivarlas.
  2. Maceta: una vez que tienes las semillas, colócalas en una maceta que tenga de 2,5 a 5 litros de capacidad.
  3. Sustrato: crea una capa de unos 40 centímetros y no añadas ningún abono ni fertilizante, ni tan siquiera humus.
  4. Riego: debe ser abundante, tanto cuando está en macetas como una vez que el árbol crece y lo pasas al suelo. La tierra debe estar siempre húmeda pero sin encharcar la maceta.
  5. Plantación: una hora después de haber regado debes plantar las semillas, de forma que la mitad de la nuez quede enterrada y la otra mitad fuera. Deja un par de centímetros de distancia entre cada una de ellas. Añade otra capa de sustrato de 2-3 cm sin comprimirla y vuelve a regar.
  6. Ubicación: deja las macetas en una zona con semisombra durante 5 semanas. Pasado este tiempo deben empezar a salir los primeros brotes de argán.
  7. Temperatura: tiene que estar entre los 15 y los 30 grados.
  8. Iluminación: las 5 primeras semanas es imprescindible la zona de semisombra, pero pasado ese tiempo hay que ir aumentando progresivamente la exposición al sol.

Lo último en How To

Últimas noticias