Animales

Cómo cuidar a las tortugas de agua dulce

Cuidar a las tortugas de agua dulce
Pasos para cuidar a las tortugas de agua dulce

Las tortugas de agua dulce son una excelente mascota. Con ella aprenderemos más sobre unos animales tranquilos y relajados que llenarán nuestra casa de buenas sensaciones.

Las tortugas de agua dulce son una de las mascotas que podemos escoger para llenar nuestra casa de buenas vibraciones. A diferencia de los gatos y perros este tipo de animales requieren unos cuidados menores que de igual forma pueden enseñar a los más pequeños la responsabilidad de tener que cuidar un animal. Las atenciones de toda tortuga de agua dulce son necesarias para conseguir que crezcan y tengan una vida plena. Partimos de la base de que su hábitat es bastante distinto y debemos adaptarlo al máximo para que estén perfectas. Toma nota de estos pasos para cuidar lo mejor posible a las tortugas de agua dulce.

Pasos para cuidar tortugas de agua dulce

  1. El tamaño de la pecera deberá adaptase a su tamaño. A la hora de adquirir tortugas de agua dulce como mascotas debemos tener en cuenta que siempre será mejor tener un par. Se harán compañía y podrán disfrutar de los mismos cuidados. Necesitaremos una pecera que irá cambiando en función de sus progresos que les deje suficiente espacio para poder moverse.
  2. La cantidad de agua debe ser la apropiada. Las peceras para tortugas tienen una parte seca y otra acuática en la que las tortugas se pueden mover libremente. La cantidad de agua debe ser la suficiente para que puedan nadar. Estos animales necesitan hacerlo, en su hábitat natural nadar es su forma de desplazarse. El tamaño de la pecera será clave para poder ofrecerles este paso.Cómo cuidar a las tortugas de agua dulce
  3. La luz del sol es otro de los elementos que adoran. Poder estar en contacto con los rayos solares hará su vida mucho más agradable. Si podemos poner la pecera en un lugar cálido que reciba el sol en algún momento del día estará mucho más felices, se sentirán más activas.
  4. La temperatura del agua debe estar entre los 26 y los 28 grados para que puedan nadar en perfectas condiciones. Si está demasiado fría pueden tener algunos problemas de salud. Un cambio brusco en la temperatura de este elemento podría llevarlas a enfermar.
  5. Las tortugas son omnívoras y comen cualquier cosa, pero es importante que tengan su tipo de alimento aparte. No les daremos alimentos precocinados que puedan tener mucha sal, les podría hacer daño a su sistema. Podemos darles frutas y verduras frescas que les sentarán mucho mejor.

Con estos sencillos pasos estaremos preparados para cuidar a las tortugas de agua dulce. Atrévete a descubrir una mascota que no necesita mucho mantenimiento para alegrar nuestra casa y llenarla de buenas sensaciones.

Lo último en How To