Plantas

Cómo conseguir que las hortensias tengan un color azul

Dejarse seducir por la tranquilidad y la fragancia que transmite una hortensia azul es más fácil de lo que parece, sigue estos pasos para conseguir que tenga este color.

Cómo conseguir que las hortensias tengan un color azul
Pasos para conseguir que las hortensias tengan un color azul

Las hortensias son una de las flores más bonitas que existen. Un básico de toda casa o jardín en estos tiempos grises que puede adquirir varias tonalidades. Las rosas, blancas o azules son las más comunes, pero no las únicas. El azul es un color que transmite tranquilidad y que cada vez se usa más en todo tipo de decoración. Siempre que damos vida a un jardín, una terraza o un interior con flores, no solo nos interesa el color, también el olor. Dejarse seducir por la tranquilidad y la fragancia que transmiten unas hortensias de color azul es más fácil de lo que parece, sigue estos pasos para conseguir que tenga este color.

Pasos para conseguir que las hortensias tengan un color azul

Esta planta una vez la hemos plantado puede salir de uno u otro color dependiendo de unos factores esenciales que debemos tener en cuenta. Si queremos una hortensia de color azul bastará con que tengamos en cuenta unas pautas y de las condiciones del suelo. Aunque las podemos comprar directamente, conocer un poco más esa planta tan especial que tenemos delante puede darnos más de una alegría.

Cómo conseguir que las hortensias tengan un color azul

  1. Si variamos el pH del suelo en el que se encuentra esta flor conseguiremos que cambie la tonalidad la flor. Para poder cambiar este color necesitamos un sustrato adecuado, si no somos expertos podemos consultar con un jardinero o con la tienda de confianza en la que compramos las plantes y flores. Las floristerías son el lugar de los y las especialistas en plantas que pueden ayudarnos a salir de dudas. Los consejos de un experto se basan en usar un sustrato adecuado para que la flor tenga este color.
  2. El sustrato debe ser ácido de tal forma que buscaremos abono para plantas acidófilas, cal o limón para subir o bajar el pH y un medidor de pH que nos permita saber si estamos consiguiendo los resultados esperados. El sustrato para plantas acidófilas es fácil de conseguir y nos permitirá obtener muy buenos resultados.
  3. Con el pH adecuado y preparado para que florezca una hortensia azul, será el momento de plantarla, de esta manera podremos ir viendo crecer una flor maravillosa. Pero para que así sea necesitaremos otro elemento indispensable, el agua. Al igual que tenemos el pH del sustrato listo, el del agua deberá estar igualmente en perfectas condiciones.
  4. En la farmacia podemos encontrar unas tiras reactivas que nos harán saber en todo momento si estamos ante un pH del agua adecuado o no. Si está demasiado algo o bajo será un factor a tener en cuenta para acabar viendo florecer las hortensias del color azul que estamos buscando y que tan buenas sensaciones nos proporciona en nuestra casa.
  5. El agua deberá estar en un pH de 4,5 o 5,5 en ese momento podemos regar la planta estará correcto para mantener el color azul de esta maravillosa flor. El agua y el sustrato serán los que consigan que la hortensia sea azul y no de alguno de los otros dos colores. A veces el color es un azul purpura igual de bonito.
  6. El azul es el color de la fidelidad y la confianza en flores. Regalar o ver este tipo de flores en sueños o en la realidad tiene un significado muy profundo. Dicen que es capaz de conseguir potenciar la confianza y se consideraba un sinónimo de la fidelidad. En las bodas se utilizaba este tipo de color para representar que se trataría de un amor inquebrantable entre dos personas que se quieren y no están dispuestos a que nada rompa su compromiso.
  7. Estas flores son unas buenas competidoras de las clásicas rosas o claveles. Con un tono más elegante, pero también con un olor distinto que será capaz de darle un ambiente totalmente distinto a nuestro hogar.

Cuenta la leyenda que el rey Luis XIV envío a sus hombres más allá de los mares conocidos en busca de plantas para su jardín. Quería que el mundo entero se quedará con la boca abierta ante una variedad nunca vista. Uno de los marineros del barco encontró una hermosa flor y mientras la cogía descubrieron que ese hombre delicado que los había acompañado no era tal y como pensaban. En realidad, se trataba de una hermosa mujer cuyo nombre era hortensia. Desde entonces dicen que estas plantas reciben este nombre en honor del marinero que las descubrió y en realidad era una mujer de una belleza nunca vista,

Siguiendo con la leyenda lo que trajeron a Europa fue una de las plantas más bonitas que existen. Una pieza que adornaba el jardín de Luis XIV y que puede estar en un pequeño rincón de nuestra casa. Si quieres tener esa hortensia maravillosa que hace cientos de años deleitaba a los reyes, toma nota de los pasos que debes seguir hasta conseguirlo, tus hortensias azules serán la envidia del barrio.

Lo último en How To

Últimas noticias