Ahorrar

Cómo ahorrar dinero en calefacción mientras teletrabajamos

El teletrabajo se ha convertido en una necesidad en estos tiempos de pandemia.

Cómo ahorrar dinero en calefacción mientras teletrabajamos
Cómo ahorrar dinero en calefacción mientras teletrabajamos

El teletrabajo se ha convertido en una necesidad en estos tiempos de pandemia. Son muchas las empresas que han descubierto una nueva forma de trabajar, desde la seguridad del hogar se puede mantener la actividad laboral cómodamente. Con la llegada del mal tiempo llega una nueva preocupación. En el trabajo hay calefacción, podemos llegar a un lugar confortable y ahorrar bastante en casa. Con todo el día en nuestra propia casa, debemos tener en cuenta que la factura de la luz puede subir exponencialmente. Si estás teletrabajando y quieres ahorrar dinero en algo tan esencial como la calefacción, toma nota de estos pasos.

Pasos para ahorrar dinero en calefacción mientras teletrabajamos

Usa un sistema de calefacción adecuado y eficiente. Hay muchas formas de calentar una casa, si es una caldera podemos ponerla en modo eco, que llegue a un punto intermedio que proporcione confort, peor pueda pararse. De esta forma puede adaptarse a la jornada, gastando menos. Con una temperatura constante y sin gastar demasiado.

La mayoría de los aires acondicionados con bomba de calor se pueden regular. Apagar el resto de las habitaciones y quedarnos solo con el calor de la oficina es una forma de gastar menos. Centra todas las atenciones en un solo lugar nos servirá para mantener el calor en una parte concreta, sin gastar de más.

Las horas de sol calentarán nuestra oficina. Colocar la mesa y la silla que usamos normalmente cerca de una ventana aumentará la temperatura sin gastar un euro de más. El sol calentará bastante nuestro lugar de teletrabajo. Adaptarnos a esta nueva realidad es un aspecto clave que no podemos dejar escapar.

Revisa lo que pagas. Cambiar de compañía o comparar precios es algo importante a la hora de ahorrar un poco más. Las compañías eléctricas ofrecen varias formas de facturar o tarifas que pueden adaptarse, a unos horarios y una forma de pago. Podemos ahorrar si desgravamos la tarifa contratada para trabajar.

Busca soluciones eco. Hay una serie de elementos que pueden servirlos para ahorrar, una estufa de leña, en el caso de poder tenerla en casa o un calefactor pequeño pueden completar nuestras expectativas a la hora de calentarnos. No gastaremos tanto y conseguiremos ganar algo de confort.

Usa la ropa adecuada. Uno de los errores del teletrabajo es querer trabajar en bata o en camisón. En el trabajo en casa toca vestirte de forma adecuada, busca un jersey adecuado y unos pantalones o falda como si fueras a salir de casa. Con prendas para exterior y no para interior, no gastarás más de la cuenta.

No trabajes más de la cuenta. Si puedes adaptar el horario de trabajo al del resto de las personas de la casa, podrás ahorrar un poco. Repartir los gastos u optimizar los recursos de que se dispone puede ser una manera de conseguir teletrabajar sin que se note en casa. Trabajar en un horario distinto, puede suponer doblar el gasto al que estamos acompañados.

Toma nota de estos consejos y empieza a ahorrar en calefacción mientras teletrabajas, merece la pena prestar atención a la economía.

Lo último en How To

Últimas noticias