Historia de España

Isabel II de España fue la reina que nunca debería haber accedido al trono

Isabel II de España hija de Fernando VII es conocida como la reina ninfómana. La muerte prematura de su padre dejó el país en manos de la esposa del rey

Isabel II de España fue la reina que nunca debería haber accedido al trono
Isabel II de España fue la reina que nunca debería haber accedido al trono

Isabel II de España hija de Fernando VII es conocida como la reina ninfómana. La muerte prematura de su padre dejó el país en manos de la esposa del rey la regente María Cristina. Los partidarios de mantener los derechos de sucesión dentro de la familia real se posicionaron como partidarios del hermano del rey, el infante Carlos María Isidro. Una dura Guerra Civil empezaría nada más desatarse el conflicto por la sucesión, sería una tempestad que cubriría el reinado de una reina que tiene el récord de amantes conocidos.

Isabel II la reina que nunca debió llegar al trono

Para medio país, aquellos que se enfrentaron para defender una corona que caía irremediablemente en unas manos equivocadas, Isabel nunca debería haber sido reina. La ley convierte en rey al varón descendiente del rey o al hermano de este, según el derecho de sucesión, algo que no pasaría tras la muerte de Fernando VII. El propio rey como solo tenía una hija, antes de morir promulgó la Pragmática Sanción, por lo cual se derogaba la Ley Sálica, que impedía a las mujeres acceder al trono.

Su hija, Isabel II sería coronada con solo tres años, su madre María Cristina se convertiría en regente de 1833 a 1840. Durante este periodo la regente rehízo su vida con un joven general de la Guardia Civil, Fernando Múñoz, del que se quedaba embarazada casi cada año, hecho que tenía que ocultar, al ser la viuda del rey. “La regente es una dama casada en secreto y embarazada en público” cantaban en las tabernas de la época. En este ambiente creció la que sería reina.

La educación de Isabel II fue más bien escasa

Con la regente ocupándose de sus asuntos la reina se crio prácticamente sola. Isabel II no sabía apenas escribir con 10 años, le costaba leer y no demostraba ningún interés por formarse. La califican como una mujer con escasas cualidades intelectuales las fuentes de la época. Isabel llegó a la edad adulta apenas sin poder expresarse correctamente.

Los perritos eran su principal afición. Le gustaba jugar con ellos y se entretenía adoptando animales de compañía. Pero no solo le gustaba rodearse del amor de sus mascotas, Isabel II fue conocida como la reina ninfómana. Al igual que su madre María Cristina, no pudo ocultar una larga lista de amantes y de relaciones que no terminaron de funcionar.

Francisco de Asís de Borbón su primo hermano fue su marido

Isabel II de España fue la reina que nunca debería haber accedido al trono

La corona se salvó con un matrimonio un tanto polémico, la reina se casó con su primo hermano Francisco de Asís de Borbón, un hombre de escaso carácter que permitiría que se siguiera la tendencia actual. El reinado de Isabel II estuvo en manos de los hombres de confianza de su madre que estuvieron encantados con el nuevo miembro de la familia.

Al parecer Francisco era homosexual, tal como dijo Isabel: “que voy a decir de un hombre que en la noche de bodas llevaba en su camisa más bordados que yo en la mía”. Una forma de vestir y un carácter que fue objeto de burlas y de canciones populares de la época. Isabel II se había casado, pero necesitaba un amante para mantenerse activa.

Isabel II es conocida como la reina ninfómana

El general Serrano fue uno de los primeros amantes de la reina, tal fue el escándalo que el ejercito se encargó de trasladar a este hombre para evitar que la relación siguiera. El cantante el cantante José Mirall fue otro de los que ocupó su corazón y de quien le enamoró por su voz. Un hombre que causó un gran impacto en ella. Isabel II siguió con los generales al acostarse también con O´Donnell, uno de los más recurrentes, frecuentaba el palacio real por las noches. Dicen de esta reina que se acostaba a las 5 de la mañana y se levantaba a las 3 de la tarde.

Su vida estuvo marcada por una larga lista de hombres que pasaron por su cama, pero también de hijos. Tuvo 12 hijos y un aborto en avanzado estado, algunos de estos niños murieron, otros, no se sabe exactamente quién es el padre. Isabel II es una de las ovejas negras que consiguió hacerse con el trono de este país. A su muerte, la corona paso a manos de una nueva y breve dinastía. Este reinado representa la decadencia a la que se había llegado después de un comportamiento impropio de una familia real que se quedo sin rey demasiado pronto.

Si Fernando VII hubiera levantado la cabeza quizás se hubiera arrepentido del camino que había seguido su hija a la cual él mismo había entregado el mando de un país que quedaría totalmente dividido después de su reinado. Isabel II siempre será recordada como la reina ninfómana, la que nunca debería haber reinado.

Lo último en Historia

Últimas noticias