La Xunta abre diligencias a los Franco porque el teléfono de visitas del Pazo de Meirás no funciona

Pazo de Meirás
Dos de los nietos del dictador, Carmen Martínez-Bordíu y Francis Franco, ante una imagen del Pazo de Meiràs.

Varias personas dieron aviso de que no pudieron visitar el Pazo de Meirás porque el teléfono para concertar las visitas no funcionaba.

Tras declarar Bien de Interes Cultural (BIC) al Pazo, la familia Franco está obligada a enseñarlo, al menos, cuatro veces al mes.

La Consejería de Cultura y Turismo de la Xunta de Galicia ha abierto diligencias informativas a la familia Franco en relación a las visitas obligadas al Pazo de Meirás como Bien de Interés Cultural, que deben ser, al menos, cuatro al mes.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la consejería gallega, las diligencias informativas se abrieron a raíz de una denuncia en la que se alertaba del incumplimiento del régimen de visitas al que la normativa obliga a los Franco después de que el conjunto se declarase BIC.

Cultura seguirá en este procedimiento los mismos pasos que en anteriores ocasiones. De hecho, la consejería ha recordado que en 2017 ya impuso a la familia Franco una multa por incumplir el régimen de visitas de la Ley de Patrimonio Cultural de Galicia, "la primera vez que un Gobierno de la Xunta lo hizo".

La denuncia parte del Ayuntamiento de Sada, que trasladó a la Consellería de Cultura las quejas de varias personas que no habían podido conocer el pazo dado que el teléfono que figura para las visitas no funcionaba.

Lo último en España