Puig también se desmarca de Sánchez: pide revisar la ley Montero cuando hace una semana la veía «positiva»

Ximo Puig cree que la ley del sólo sí es sí "impulsada para beneficiar a la mujer produzca unas consecuencias que no son positivas"

La ley del ‘sí es sólo sí’ de Montero desata las hostilidades en Valencia entre PSOE y Podemos

Ver vídeo

Los barones de Pedro Sánchez salen con mayor o menor miedo a posicionarse contra algunas políticas del presidente del Gobierno. El aragonés Javier Lámbán aseguraba sorprendentemente el pasado miércoles que «sin Sánchez le habría ido mejor a España», aunque al día siguiente dio la espantada y reculó, es de imaginar que presionado. Este sábado, el turno de desmarque de Sánchez ha sido para Ximo Puig por la ley del sólo sí es sí; otro barón díscolo que ha jugado al gato y al ratón con el presidente socialista desde que llegó a la Moncloa.

Porque Ximo Puig, el president de la Generalitat Valenciana, se ha mostrado este sábado claro a la hora de declararse partidario de introducir «algún tipo de reforma» con «total normalidad» en la ley de garantía integral de la libertad sexual, la conocida como ley del solo sí es sí, en el caso de que en un «momento determinado» no alcance «su objetivo». En concreto, Ximo Puig ha subrayado sobre la ley del sólo sí es sí que lo que no puede ser es que «una ley impulsada para beneficiar a la sociedad y a la mujer produzca unas consecuencias que no son positivas».

El jefe del Consell valenciano ha apostado así por modificar la ley: «Soy partidario de que si una ley en un momento determinado no alcanza su objetivo se tome en consideración». «La ley, lo que hace es proteger a la mujer y, si en un momento determinado no cumple con el objetivo, hay que hacer algún tipo de reforma con total normalidad, como con cualquier ley», ha insistido.

Pero hace únicamente una semana, Ximo Puig no tenía tan claro este rechazo a la ley del sólo sí es sí impulsada por Irene Montero. Porque el pasado día 24 de noviembre hacía unas declaraciones alabando la norma que ha permitido excarcelar a 13 violadores y rebajar la pena a 46 agresores sexuales a día de hoy.

Ximo Puig dijo la semana pasada que es una «ley positiva que avanza en los derechos de las mujeres». «El objetivo común no se puede no estar de acuerdo. La ley incorpora aspectos importantes en acoso sexual, la mutilación genital, el matrimonio forzado, cuestiones importantes de abordar». En este sentido, el presidente valenciano defendió la inmovilidad y esperar a que sean «las autoridades judiciales» las que adecúen la ley para evitar «consecuencias indeseadas». «Esperemos que los resultados sean finalmente los que la ley y los impulsores de la ley querían que fuera», concluía Ximo Puig para respaldar la ley del sólo sí es sí.

Recordemos que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado reformar de manera inmediata la ley del sólo sí es sí a pesar del casi medio centenar de rebajas de penas a varios condenados por delitos sexuales. Sánchez pidió recientemente «esperar» a que los tribunales unifiquen la doctrina para «extraer conclusiones». Pero el Tribunal Supremo no prevé sentar doctrina al respecto hasta dentro de unas semanas. Tendrá entonces en cuenta las decisiones de las audiencias provinciales, la gran mayoría de las cuales están aplicando la ley, en contra del criterio de la Fiscalía general del Estado

Por el momento, cada tribunal está estudiando caso por caso, según insisten fuentes del Supremo, si bien la situación podría cambiar dentro de unos meses. Sánchez ha defendido que el objetivo de la ley sólo si es sí es «proteger y dar más garantías a las mujeres» y ha apelado a la «sensibilidad» de los tribunales y de la Fiscalía para «unificar el criterio y la doctrina» antes de iniciar cualquier tipo de reforma.

 

Lo último en España

Últimas noticias