Ximo Puig participó en la votación que perdonó 1,3 millones públicos al diario del que es socio

coronavirus Ximo Puig
Ximo Puig junto al ministro de Ciencias en funciones, Pedro Duque, en un acto de campaña @Getty

El PP apunta ya a Ximo Puig como perceptor directo de los favores empresariales pagados con dinero público. Los populares no quieren poner en la diana judicial exclusivamente a las empresas del hermano de Puig por las interminables subvenciones concedidas por el presidente valenciano. Los populares investigan ya la posible deriva judicial y penal de la condonación, decidida personalmente por Puig, de 1,3 millones de euros de deuda pública a una empresa de la que es accionista directo. El presidente pasó la decisión por el Consell donde él tiene voz y voto.

Ximo Puig guarda una relación mercantil directa con el conglomerado de medios al que más dinero reparte en publicidad institucional. Ese conglomerado se benefició de la condonación de 1,3 millones de euros públicos con participación directa del presidente. Una operación que fue posible gracias a un acuerdo del Gobierno valenciano presidido por Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat posee, según consta en su declaración de bienes, 177.886,8 euros en la empresa Promociones y Ediciones Culturales SA (Pecsa), propietaria de El Periódico Mediterráneo, el diario más importante de su provincia. Ximo Puig posee 210 acciones, el 1,2% del capital total.

El presidente de la Comunidad Valenciana es accionista particular de Mediterráneo desde principio de los años 80, cuando se constituyó Pecsa a partir de una operación de compra por parte de los empleados y diversas entidades, entre ellas el Partido Socialista de Valencia, para quedarse con el antiguo periódico del Movimiento. En los años 90 Pecsa es adquirida por el Grupo Zeta.

Este último grupo editorial, propietario del grueso de las acciones (casi del 85%), ha sido adquirido en 2019 por Prensa Ibérica, el principal grupo mediático de toda la Comunidad Valenciana, que posee tres de las cabeceras líderes en la región: Levante-EMV en Valencia, el diario Información en Alicante, y ahora El Periódico Mediterráneo en Castellón.

A éste último, Puig le aplicó una quita de nada menos que 1,3 millones tramitándola a través pleno del Consell del 15 de marzo de 2019 y con el voto a favor del propio Ximo Puig, que no se abstuvo pese a tener intereses personales en la operación.

Subvenciones para su hermano

Este escándalo se suma a todo el río de subvenciones recibidas por las empresas del hermano de Ximo Puig, que entre contratos menores, facturas, y subvenciones para contrataciones y transferencias han recibido 249.261,04 euros de la Generalitat Valenciana desde que Puig es su presidente. Una cifra que se suma a las subvenciones al fomento del valenciano -que ascienden a 600.000 euros– para conformar un total de 850.000 euros en cuatros años.

Esos importes, además, unidos a los logrados del Gobierno de Aragón -también bajo mando del PSOE- y de la Generalitat de Cataluña -arropada por Puig en la Comunidad Valenciana por su apoyo al nacionalismo catalán- hacen que el importe recibido por los Puig ronde el millón de euros. Las empresas de los hermanos del presidente valenciano han facturado en estos cinco años casi 79.000 euros a través de 27 contratos menores y facturas a los diferentes organismos de la Generalitat.

Desde 2016 han recibido 170.486,67 euros en 13 subvenciones directas para contratación de Labora-Servef. Además, han recibido 600.000 euros en ayudas al valenciano. Y todo ello en medio de irregularidades como la existencia de transferencias de 15.000 euros desde Turismo que no figuran ligadas a ningún expediente oficial.

El resultado implica que los hermanos de Puig han recibido contratos o ayudas de hasta cuatro consejerías, es decir, del 40% de las consejerías valencianas, que han contratado con las empresas de la familia de Puig desde que Ximo Puig es presidente: Educación, Presidencia (a través de Turismo), Infraestructuras (a través Vaersa) y Economía (mediante el Servef). Una cifra que se suma a las facturas realizadas al canal de la televisión pública A Punt.

Desde que A Punt se puso en marcha, los hermanos de Ximo Puig han emitido 18 facturas por diferentes servicios contra este ente público.
Hay que recordar que toda esta nueva información se suma a la ya descubierta porque la Justicia investiga en estos momentos las subvenciones entregadas por el presidente socialista de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, a su hermano, Francisco Puig, que se encuentra ya imputado por este concepto. Además, la Inspección de Trabajo hace lo mismo con las subvenciones regionales a la creación de empleo entregadas, de nuevo, al hermano del dirigente socialista.

Y la historia ni tan siquiera comienza ahí: tiene un inicio en el que Ximo Puig se personó de forma totalmente directa para favorecer a su hermano: la concesión de licencias y subvenciones en el periodo en el que el dirigente del PSOE de la Comunidad Valenciana era el alcalde de Morella. En esa época, además, Ximo Puig presidió los plenos en los que se otorgaron las subvenciones y licencias de TDT a su hermano.

Lo último en España

Últimas noticias