Caso Urdangarin

Urdangarin y la infanta cambian su rutina en Ginebra y se esconden antes del ingreso en prisión

infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
Domicilio en Ginebra de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. (Foto: OKDIARIO)

Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón no han dormido en su domicilio familiar por segunda noche consecutiva, tercera en el caso del condenado a prisión por el caso Noós, que durmió en un hotel cercano al aeropuerto la noche antes de viajar a Mallorca. El miércoles por la noche, la pareja y sus hijos estuvieron de cena en un restaurante de la ciudad, para celebrar los 53 años de la hermana del rey. Luego se desplazaron hasta un hotel para descansar, donde han permanecido durante esta noche.

La rutina de la pareja ha cambiado sustancialmente desde que el pasado miércoles, Urdangarin conociese la fecha límite en la que puede ingresar voluntariamente en prisión. Hasta entonces, la pareja y dos de sus hijos aprovechan cada minuto conscientes que el patriarca estará unos cuantos meses privado de libertad.

La Infanta ayer no acudió a su puesto de trabajo en la fundación Aga Khan, a escasos metros del lago de Ginebra y la sede de las Naciones Unidas. La hermana de Felipe VI prefirió quedarse con su marido y sus hijos, que ya están de vacaciones de verano y no tienen que ir al colegio a la prestigiosa École International. Así como el miércoles a los menores se les pudo ver saliendo del domicilio familiar del número 12 de la Rue des Granges, ayer no aparecieron por la vivienda en todo el día. En la calle, tampoco aparcaron en ningún momento ni los dos coches que utilizan los escoltas ni el 4×4 de Urdangarin.

Domicilio en Ginebra de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. (Foto: OKDIARIO)

Tampoco se ha dejado ver excesivamente la pareja en las últimas 24 horas. Solo por la noche de este jueves, Urdangarin y su esposa acudieron al restaurante Wine & Beef Lévrier de la ciudad, para cenar con unos grupo de amigos en lo que parecía una cena de despedida que se alargó a poco más de las once y media de la noche. Lo hacían escoltados por miembros de seguridad de la Casa Real, a disposición de Cristina de Borbón en Ginebra.

Fuentes cercanas a la pareja apuntan a que, en las próximas horas, la rutina de la pareja continuará alterada. A Cristina de Borbón no se le espera tampoco este viernes en su puesto de trabajo ni en su domicilio, donde ayer la presencia de medios de comunicación ya había disminuido. Los Urdangarin-Borbón, vivirán las últimas 48 horas en familia antes de que Iñaki ponga rumbo a España para ingresar en prisión. Las mismas fuentes aseguran que ya ha decidido el centro y que viajará hasta allí, haciendo escala en otra ciudad.

Lo último en España

Últimas noticias