Un testigo sitúa a Sánchez y Cuixart en una reunión de ANC con Junqueras que fue el germen del ‘procés’

Jordis
Jordi Cuixart (Òmnium) y Jordi Sànchez (ANC), a las puertas de la Audiencia Nacional antes de entrar en prisión. (Foto: EFE)

Un testigo en el juicio del "procés" en el Tribunal Supremo ha situado al que fuera presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y al aún principal responsable de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, en una reunión clave celebrada el 7 de enero de 2016 en la propia sede de ANC.

Esta reunión fue denominada "último intento", a la que acudieron otros líderes independentistas como el entonces presidente de ERC, Oriol Junqueras, y en la que se definió "quien iba a ser el nuevo presidente de la Generalitat y como iba a ser la distribución de consejerías".

Este testimonio, que situaría a los líderes sociales sentados en el banquillo por rebelión en el germen de la planificación del ‘procés’ independentista", ha sido expuesto de forma pormenorizada por el primer testigo de este lunes, que ha sido el comandante de la Guardia Civil que actuó como secretario de las diligencias judiciales ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que es el que investigó la organización del 1-O y ha procesado por ello a una treintena de personas.

Según el testigo, en dicha reunión de enero de 2016 también estuvieron presentes otras personas que resultaron ser designados finalmente miembros del Govern de Carles Puigdemont y que ahora se sientan en el banquillo por rebelión y malversación de fondos públicos como fueron Raül Romeva, que ejerció de consejero de Exteriores; y Jordi Turull, que fue nombrado consejero de Presidencia.

Lo hablado en dicha reunión fue posteriormente reflejado en diversos documentos de los que la Guardia Civil se incautó en el domicilio del que fuera número dos de Junqueras en la Consejería de Economía, Josep María Jové, como fueron el denominado Enfocats (de carácter estratégico) y en la propia agenda moleskine (que el testigo ha calificado de ejecutiva, al señalar personas, cometidos y finalidades).

"Y se plasmó luego en la elección de los propios consejeros de la Generalitat y en la designación de Puigdemont como presidente", ha puntualizado el comandante. En otro momento de su declaración, a preguntas del abogado de la acusación popular ejercida por Vox, Javier Ortega Smith, el testigo ha indicado que en dichos encuentros " líderes sociales y políticos se reúnen y toman decisiones pero no están uno encima de otro".

A lo largo del prolijo interrogatorio al que ha sido sometido por el fiscal Fidel Cadena, el testigo también se ha referido a otras reuniones clave para el ‘procés’ como fue una celebrada en junio de 2016 en la que además de Turull y Junqueras se encontraban también presentes la secretaria general de ERC ahora huida Marta Rovira y el ex president Artur Mas, y donde se habla de que la única opción que les queda es la de "adoptar la unilateralidad".

A otros encuentros asiste también la presidenta de Parlament Carme Forcadell -acusada de rebelión en esta causa- lo que para este testigo es muy importante porque "ella era el canal para poder tramitar" las leyes que concluirían con la declaración unilateral de independencia.

Igualmente el comandante ha destacado las reuniones en las que se trató sobre presión al Estado, un aspecto que según este testigo "fue vector de influencia en todo el desarrollo estratégico y se plantea además como "término de negociación del conflicto", de modo que se modulada según discurría la negociación con el Estado. "Si se caminaba en el sentido que querían los nacionalistas, la movilización disminuía", ha indicado.

Sobre este punto, y en relación a la agenda de Jové, el testigo ha dicho también que ya en las primeras reuniones Junqueras manifiesta que son "muy potentes en el plano social", y por ello a su juicio "las organizaciones civiles han tenido un papel fundamental en la movilización social" a lo que se sumaban plataformas específicas de información para defender el referéndum.

Entre ellas ha apuntado la denominada ‘Crida para la democracia’, a la que se ha referido como "una canal de difusión de gran capacidad, el gran arma de la movilización", junto con algún canal de Telegram de segundo nivel.

Quejas de las defensas

Este tipo de manifestaciones del testigo ha motivado la protesta en varias ocasiones de las defensas de los acusados, que han reprochado al tribunal que el testigo estuviera realizando valoraciones propias de un perito. El presidente del tribunal, Manuel Marchena ha insistido por su parte en destacar la procedencia del testimonio, por tratarse de una prueba sometida a contradicción y afirmando que las valoraciones en ningún caso condicionan al tribunal.

Otros de los indicios señalados por el testigo como claves para entender el ‘procés’ fueron los decretos de la Generalitat números 108 y 110 por los que se cambió ya con Junqueras en Economía la estructura de este departamento y se incardinó el puesto de Jové, además de asumirse el área de procesos electorales. Otro documento clave señalado es la carta que Jové trasladó a los alcaldes de cara al 1-O poniendo a su disposición un correo para que le pudieran trasladarle sus dudas.

En este punto también se ha referido el comandante a otro de los informes remitidos al Juzgado de Instrucción número 13 que analiza un total de 52 decretos leyes dirigidos a cómo debía llevarse a cabo la implantación de a futura república catalana y que según los documentos y correos electrónicos incautados debían entrar en vigor el 2 de octubre.

"El referéndum siempre era paso previo para la declaración de independencia pero inicialmente se plantea como pactado con el Estado, anque esta idea luego evoluciona", ha añadido.

Preguntado por el uso de la violencia por el fiscal, el testigo se ha referido al papel de organizaciones como los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), los talleres de resistencia -que eran reuniones en las que se daban consejos sobre como actuar- el denominado ‘En peu de pau’, que daba también directrices a ciudadanos sobre métodos de resistencia ante actuaciones policiales.

Finalmente, a preguntas de Vox, el testigo ha señalado que las hojas de ruta elaboradas por las organizaciones sociales como ANC hablan de "acción coordinada, consensuada de organizaciones civiles con partidos políticos para el objetivo independentista". A otras preguntas realizas por esta acusación, de carácter muy concreto, el testigo ha dado respuesta negativa, como la relativa a si pudieron acceder a comunicaciones en las que Puigdemont diera a Junqueras o a los mandos de los Mossos d’Esquadra alguna indicación específica.

Lo último en España