Soraya monta "el PP auténtico" con Montoro, Arriola y Méndez de Vigo a la espera de que Casado fracase el 28A

soraya
Soraya Sáenz de Santamaría abandona el Supremo tras declarar. (Foto: E. Falcón)

Soraya Sáenz de Santamaría no está tranquila. Lejos de haber asumido la derrota en las primarias del PP, mantiene activos encuentros con su vieja guardia y no duda en calificar a esas reuniones de “PP auténtico”.

Los propios militantes y compromisarios Populares no creen que ese sea el “PP auténtico” –por eso votaron a Pablo Casado-, pero lo cierto es que algunos de los más fieles seguidores de Soraya Sáenz de Santamaría acuden a esas comidas y encuentros en los que se habla abiertamente de la posibilidad de un fracaso electoral el 28A, hay que recordar que el resultado de los comicios andaluces apunta lo contrario, y de que en ese caso, la oportunidad de volver a pelear por el partido podría abrirse para apear a Casado y tomar el control por parte del ‘sorayismo’.

Es decir, retornar a la herencia de Mariano Rajoy. Entre los habituales de esos encuentros están Cristóbal Montoro, Álvaro Nadal, Íñigo Méndez de Vigo o Pedro Arriola -marido de Celia Villalobos, quien en estos momentos se encuentra ya de salida de la primera fila política, precisamente, tras la llegada de Pablo Casado al poder del PP-. Gente todos ellos que apostaron fuertemente por la candidatura de Sáenz de Santamaría en las primarias y que vieron frustrados sus esfuerzos.

No se trata de la única iniciativa que baraja Soraya Sáenz de Santamaría. La ex vicepresidenta ha planteado a sus comensales habituales incluso la posibilidad de dar forma institucional a esos encuentros y constituir una especie de think tank basado en la defensa de la labor realizada por todos ellos durante la etapa de mandato de Mariano Rajoy.

De hecho, fuentes conocedoras de los encuentros destacan la queja existente entre los comensales por el giro del PP frente al discurso rajoyista. Es más, Rajoy no está ajeno a esos encuentros, especialmente porque parte de lo que se pretende defender desde esa estructura de ‘think tank’ es su supuesto legado.

La base de este planteamiento no es muy benéfica con Pablo Casado. Más bien todo lo contrario. Parte de la base de que una triple alianza -PP, Vox y Ciudadanos- no acabará dando el poder presidencial de España a Casado; que será el PSOE de Pedro Sánchez el que continue gobernando España; y que el PP, además, bajará claramente en escaños frente a los 137 de Rajoy en las últimas generales.

Esa explicación pasa por alto lo ocurrido en Andalucía: Juanma Moreno gobierna gracias a esa triple alianza. Pero, sobre todo, la explicación sorayista “omite un hecho obvio: la irrupción de Vox, un fenómeno inexplicable sin tener en cuenta la frustración de los votantes con la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy”, señala un alto cargo Popular conocedor de los encuentros.

“Lo primero es que Pablo [Casado] por supuesto que puede ser presidente tras el 28A. Pero, además, es que si sucediera algo de lo que barajan ellos [los sorayistas], b. O el PP lo es con Casado o directamente no lo será. Así que más nos vale dejarnos de movimientos en la sombra”, añade esta fuente.

Las fuentes conocedoras de estos encuentros señalan que la crítica a Casado parte del apartamiento individual del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría durante la etapa actual, pero también del discurso más genuinamente de centro derecha adoptado por el presidente de los Populares. Y es que, según su versión, no es conveniente marca un perfil tan ideológico.

Soraya monta
Juan Luis Cebrián y Soraya Sáenz de Santamaría.

Hay que recordar que no se trata de la primera muestra en público de Soraya Sáenz de Santamaría. OKDIARIO publicó recientemente las fotografías del encuentro de la ex vicepresidenta del Gobierno con el ex presidente de Prisa Juan Luis Cebrián en el hotel Wellington de Madrid. Un encuentro en el que Soraya preguntó por el trato que podría recibir en una vuelta a la primera línea política y en el que Cebrián contestó con un “cuenta con mi apoyo”.

Lo último en España