Nueva ley de símbolos

Los socios del PSOE exigen que la bandera republicana y la ikurriña puedan ondear en Navarra

bandera Navarra
Felipe VI recibe en audiencia a la presidenta de Navarra, María Chivite. Foto: EFE

Nuevo desafío de los socios que mantienen a la socialista María Chivite como presidenta de Navarra: proponen que la ikurriña y la bandera republicana puedan ondear en edificios oficiales de la Comunidad Foral.

La iniciativa procede de Geroa Bai, marca del PNV en Navarra y principal socio de los socialistas en el Gobierno foral, aprovechando que el Parlamento navarro debate una nueva ley de símbolos que, a propuesta de la coalición constitucionalista Navarra Suma, regule la bandera, el himno y el escudo de esta comunidad autónoma española.

Liderados por Uxue Barkos, los nacionalistas que defienden la anexión de Navarra al País Vasco proponen que la ikurriña pueda ondear en los Ayuntamientos que así lo aprueben por mayoría, junto a las banderas de Navarra, España y la Unión Europea.

Las pretensiones de Geroa Bai no se quedan ahí. Propone, además, que la bandera republicana pueda ondear todos los 14 de abril, día en el que se proclamó la II República, en el balcón consistorial de aquellos municipios que también lo acuerden por mayoría.

Entienden los de Barkos que dejando de prohibir que ondeen estas banderas se establece un uso “más permisivo, democrático y tolerante, menos autoritario y represivo”. La iniciativa de Geroa Bai cuenta con la simpatía de Podemos y Ezquerra, los otros dos socios del Gobierno navarro, y pone en un brete al PSN-PSOE y a su presidenta.

Los socialistas se presentaron a las elecciones autonómicas bajo la promesa de impulsar una ley que «dignifique» los símbolos propios «frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra». Sin embargo, los integrantes del anterior Gobierno de Navarra se convirtieron después en socios del Ejecutivo de Chivite y las promesas socialistas tuvieron que ser recortadas.

El PSN-PSOE prometía que «mantendremos un compromiso inequívoco con los símbolos de la Comunidad Foral, impulsando de nuevo una normativa que lo dignifique frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra».

En el acuerdo para gobernar en coalición, se mantuvo el «compromiso inequívoco con los símbolos propios de la Comunidad Foral», pero desapareció el compromiso para impulsar una nueva norma que los dignificara «frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra».

Los símbolos es una de las batallas que permanentemente dan los peneuvistas de Geroa Bai y los proetarras de Bildu, ambos partidarias de la euskaldunización de Navarra. Los pasado Sanfermines, una concejala de Navarra Suma impidió por primera vez en 40 años que la ikurriña ondeara en el Ayuntamiento de Pamplona, como pretendían las dos formaciones que convirtieron a Chivite en presidenta de la Comunidad Foral.

Lo último en España

Últimas noticias