Crisis del coronavirus

Sanidad oculta los muertos con «probable» coronavirus mientras obliga a las comunidades a darle los datos

Sanidad oculta los muertos con «probable» coronavirus mientras obliga a las comunidades a darle los datos

La pandemia del coronavirus supera ya los 12.000 muertos en España. Sin embargo, la realidad podría ser mucho más dramática, ya que las cifras oficiales únicamente reflejan los fallecidos con coronavirus confirmado, es decir, aquellos a los que se les ha hecho un test. Las críticas por la insuficiencia de los datos arrecian contra el Ejecutivo. En su última versión del protocolo contra la epidemia, el Ministerio de Sanidad exige a las comunidades autónomas la cifra de muertos por «probable» coronavirus, es decir, no confirmadas. Sin embargo, ese dato no se traslada a la opinión pública.

Así consta en la actualización del ‘Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus’, donde se establece, entre otros, el ‘Procedimiento para la notificación de casos’.

En este punto, Sanidad ordena que «los casos probables y confirmados deben ser comunicados de forma urgente por los servicios asistenciales a los servicios de salud pública de cada CCAA, que a su vez lo notificarán al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad y al Centro Nacional de Epidemiología (CNE) del ISCIII según se establezca en cada momento».

Se trata de una adecuación de las exigencias a las regiones, ya que en anteriores protocolos sólo debían informar de los casos confirmados. 

Sanidad oculta los muertos con «probable» coronavirus mientras obliga a las comunidades a darle los datos

Para ello, dispone el departamento de Salvador Illa, las regiones deben cumplimentar un detallado formulario, en el que las comunidades autónomas deben informar, entre otros, de la fecha de inicio de los síntomas; si se trata de un trabajador sanitario; si el paciente presenta neumonía, síndrome de distress respiratorio agudo, otros cuadros respiratorios graves o fallo renal agudo; si existen enfermedades de base como diabetes, enfermedades cardiovasculares o pulmonares; sobre las fechas de ingreso hospitalario o en UCI y, finalmente, sobre el «resultado»: «todavía en seguimiento», «vivo recuperado al final del seguimiento» o «muerte». Los casos deben ser clasificados en «probables» o «confirmados», incluyendo además la identidad del «notificador», es decir, «la persona que comunica el caso» a la correspondiente comunidad autónoma.

Sanidad distingue varios tipos de casos, aunque únicamente pone a disposición de la opinión pública la información sobre los confirmados.

Así, el protocolo distingue entre caso «confirmado» -aquel al que se le han realizado test- «probable» -caso con criterio clínico y radiológico de neumonía bilateral intersticial compatible con un diagnóstico de COVID-19 al que no ha realizado una prueba de diagnóstico microbiológico o caso cuyo resultado de laboratorio para SARS-CoV-2 no es concluyente- «descartado»- aquellos cuyo resultado de laboratorio es negativo- o «posible»- aquellos con infección respiratoria aguda leve al que no se le ha realizado prueba de diagnóstico microbiológico.

La falta de pruebas de diagnóstico condiciona extraordinariamente poder disponer de datos reales, ajustados a la situación de la pandemia en nuestro país.

Según el protocolo, los test sólo se realizan en las siguientes situaciones: a «personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda que se encuentre hospitalizada o que cumpla criterios de ingreso hospitalario» y a «personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de cualquier gravedad que pertenezca al personal sanitario y socio-sanitario y a otros servicios esenciales». La guía añade que «se podrá considerar la realización del test diagnóstico en personas especialmente vulnerables o residentes en instituciones cerradas que presenten un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, tras una valoración clínica individualizada».

Estas indicaciones dejan fuera, en cambio, numerosos casos y fallecimientos, entre ellos, en residencias o en domicilios particulares.

Son numerosas las quejas que indican que las cifras de muertes podrían ser superiores a las que Sanidad ofrece.

Como reveló OKDIARIO, desde la Asociación Española de Profesionales de los Servicios Funerarios se apunta a que los fallecimientos serían hasta un 40% más.  

Según el último balance, los muertos por coronavirus ascienden ya a 12.418 tras registrarse 674 más en las últimas 24 horas. Los casos confirmados son 130.759, 6.023 más que el sábado. Ese incremento, del 6% es el menor desde que comenzó la epidemia. Además, 6.861 pacientes han ingresado en las unidades de cuidados intensivos en algún momento de la pandemia, lo que supone 329 más. El número de curados asciende a 38.080, 3.861 más que el día anterior.

Pedro Sánchez anunció este domingo a los presidentes autonómicos que, en los próximos días, se distribuirá un millón de test para la detección del coronavirus.

Además, que el jefe del Ejecutivo ha pedido a sus homólogos que le faciliten un listado de infraestructuras en las que acoger a los positivos por coronavirus que sean asintomáticos, y así, contener una nueva propagación de la enfermedad.

Lo último en España

Últimas noticias