Sánchez transformará los hospitales para que que los abortos tengan pleno anonimato

Sánchez transformará los hospitales para que que los abortos tengan pleno anonimato
Pedro Sánchez en su coche oficial

Pedro Sánchez prepara ya una reforma que pretende abordar en la primera fase de su legislatura en caso de lograr la gobernabilidad tras el 10-N. Se trata de una reforma pensada para dinamizar los abortos y dotarles de pleno anonimato para las madres. Y una medida que parece especialmente pensada para los abortos de menores de edad, más que de las madres ya adultas.

La reforma afectará a la estructura de las clínicas donde se desarrollan este tipo de intervenciones y busca transformar las instalaciones para garantizar una entrada, intervención médica y salida del paciente sin que tenga que ser visto por nadie. Un mecanismo de privacidad absoluto para evitar que el reconocimiento en los hospitales frene el desarrollo del aborto.

La medida se ha debatido en el seno del PSOE con el argumento de que se debe garantizar la intimidad de las mujeres que acuden a las clínicas de intervención voluntaria del embarazo (IVE). Según la explicación de los socialistas, debe existir esa intimidad para salvaguardar la “integridad física y moral, así como su derecho a la libre circulación” de las madres que acuden a abortar.

Y la conclusión a la que han llegado en el PSOE -y que figura ya en sus compromisos de reforma legal de cada a la próxima legislatura en caso de hacerse Pedro Sánchez con el control de La Moncloa- pasa por establecer una zona de seguridad en las clínicas acreditadas para la interrupción voluntaria del embarazo de forma que las madres puedan acceder sin ser vistas, intervenidas, y abandonar las instalaciones de la misma manera: con plena privacidad e intimidad.

La medida, no se oculta en el PSOE, va destinada al colectivo que más miedo puede tener al reconocimiento o control social dentro de aquellas madres que deciden abortar: el de las menores de edad, un grupo de personas que puede verse más influida por esa presencia ajena en las clínicas.

El PSOE ya planteó en el pasado medidas para el desarrollo de este tipo de abortos entre menores. Lo hizo cuando negoció fuera de La Moncloa y disputando las elecciones de 2016 a Mariano Rajoy. Y se lo planteó a C’s al negociar una gobernabilidad conjunta.

De hecho, existió por culpa de este propósito a la hora de alcanzar el acuerdo con los socialistas. Y es que, aunque ambas formaciones acordaron sin problemas defender la ley de plazos para la interrupción voluntaria del embarazo, el Partido Socialista se reservó la posibilidad de impulsar la reforma de la Ley del aborto incluyendo a las jóvenes de 16 y 17 años.

Lo último en España

Últimas noticias