Inmigración irregular

Sánchez se cuelga la medalla del Aquarius pero fue Macron el artífice del acuerdo europeo

nmigrantes rescatados por el Aquarius en los últimos días. Foto: @SOSMedFrance
Inmigrantes rescatados por el Aquarius. (Foto: @SOSMedFrance)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha salido rápido este martes a colgarse la medalla de la resolución de esta segunda crisis del Aquarius cuando, en realidad, fue el presidente francés, Emmanuel Macron, el que llevó la iniciativa en el acuerdo. Alemania, Francia, España, Portugal y Luxemburgo, en coordinación con Malta, han pactado acoger a 244 inmigrantes rescatados frente a las costas de Libia tanto a bordo del Aquarius (141) como de otras pequeñas embarcaciones.

Nada más cerrarse el acuerdo, el jefe del Ejecutivo socialista ha recurrido a su perfil en la red social Twitter para tratar de atribuirse el mérito de la salida encontrada: "España ha coordinado un acuerdo pionero con 6 países para distribuir la acogida de las personas del Aquarius. Ha sido posible gracias al camino que emprendimos en junio, impulsando una salida común y solidaria a los flujos migratorios. España acogerá a 60 personas", ha señalado.

Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta y España ha asistido como mero espectador de una negociación donde han sido Francia y Malta, país en el que desembarcarán los buques para el posterior reparto de inmigrantes, los que han llevado el peso de las fructíferas conversaciones, con el apoyo fundamental de la Comisión Europea que preside Jean-Claude Juncker.

El Gobierno de Malta, dirigido por Joseph Muscat, del Partido Laborista, ha revelado que ha sido Francia su principal interlocutor, con el que se ha alcanzado un acuerdo que implica también a Alemania, España, Portugal y Luxemburgo y que supone un "ejemplo europeo de liderazgo y solidaridad".

De igual modo, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha manifestado en las redes sociales que la crisis de Aquarius se ha resuelto bajo "iniciativa franco-maltesa". "Agradezco a Malta su gestión humanitaria y le aseguro la total solidaridad de Francia. No hay alternativa a la cooperación", ha añadido el mandatario galo.

Poco antes de que los países implicados cerraran el acuerdo, Moncloa ya distribuyó una nota a los medios de comunicación en que daban a entender que si se lograba una solución conjunta, esto sería por la gestión de España. "España no ha cambiado de postura respecto a la actuación llevada a cabo con el Aquarius en junio. Si se produce una solución común europea, es la consecuencia de aquello", rezaba la nota del Gobierno, aludiendo a la apertura del puerto de Valencia para acoger a 630 inmigrantes a los pocos días de llegar Sánchez al poder. El Aquarius tiene pabellón retirado por Gibraltar.

Lo último en España

Últimas noticias