La Diada

Los Mossos alertan de un nuevo 8-M si Torra mantiene la Diada: «Habrá contagios masivos»

Los Mossos d’Esquadra advierten: si el presidente catalán Quim Torra permite las manifestaciones separatistas de La Diada, las fuerzas de seguridad no podrán asegurar que se cumplan las medidas de seguridad y salud pública. Así se lo han comunicado ya, alertando a la Generalitat que podrían producirse «contagios masivos».

El próximo 11 de septiembre está prevista la celebración en Cataluña de unas 60 manifestaciones independentistas con motivo de La Diada, la fecha marcada en la agenda del separatismo para reclamar la ruptura de Cataluña con España. Unas citas que, de producirse, tendrán lugar en plena fase de expansión de la segunda ola del coronavirus en la región.

Mientras el Gobierno de Quim Torra aplica nuevas restricciones para asegurar el distanciamiento social, como limitar las reuniones grupales a diez personas, desde la presidencia de Generalitat se habla de forma ambigua sobre las marchas separatistas del próximo 11-S. Según Quim Torra, estas medidas «no afectan al derecho de manifestación, siempre que se ejerza respetando las medidas de distanciamientomascarilla e higiene de manos». Es decir, deja la puerta abierta a su celebración.

Esta posición choca frontalmente con el análisis de riesgos que han realizado esta misma semana los Mossos d’Escuadra en una reunión técnica mantenida con personal de la Consejería de Interior en el complejo central de la policía autonómica en Egara (Sabadell). En ese encuentro, según informan fuentes del cuerpo a OKDIARIO, se puso sobre la mesa el alto riesgo de contagio que supondrían estas citas.

En síntesis, la postura que los Mossos ha trasladado al gobierno autonómico es que la celebración de más de medio centenar de manifestaciones en diversos puntos de Cataluña en plena alerta sanitaria hace imposible «garantizar la seguridad y el correcto cumplimiento de medidas». Consideran «irreal» contar con que todos los manifestantes respeten el distanciamiento, así como imposible el hecho de poder controlar que toda esa multitud cumpla con normas sanitarias como el uso de la mascarilla.

Sin embargo, la decisión última queda en manos de la Consejería de Interior, que es el organismo que tiene las competencias sobre seguridad ciudadana y puede dar y revocar los permisos para la celebración de manifestaciones.

Cataluña ha registrado en los últimos 14 días un total de 12.593 contagios de coronavirus, con una incidencia acumulada de 164,07 casos por cada 100.000 habitantes. Uno de los índices más altos de España.

La ANC mantiene sus actos

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha confirmado este miércoles que la manifestación prevista para la Diada se mantiene vigente porque tendrá «estrictas medidas de seguridad» y porque no se puede «renunciar a derechos fundamentales». El único escenario en el que se contempla una suspensión sería que Cataluña estuviese en un «confinamiento total».

En declaraciones a RAC1, Paluzie ha detallado que hasta la fecha la ANC tiene confirmados 90 puntos de concentración en 62 municipios catalanes, si bien ha abierto la puerta a aumentar esta cifra para evitar que se acumulen concentraciones en determinadas capitales de comarca.

La ANC ha diseñado una manifestación «descentralizada» en varios puntos del territorio alrededor de edificios del Estado, principalmente delegaciones de Hacienda, Tesorerías de la Seguridad Social y sedes del Servicio Público de Empleo (SEPE), pero también estaciones de tren y juzgados, para trasladar el mensaje de que la independencia de Cataluña es la «herramienta» para salir de la crisis.

Los epidemiólogos lo desaconsejan

No sólo las fuerzas de seguridad, sino también desde el sector de sanitarios desaconsejan las celebraciones independentistas. El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, ha desaconsejado manifestaciones multitudinarias como las de la Diada en Cataluña y ha recomendado tomar medidas para evitar las aglomeraciones en el transporte público.

«Desde el punto de vista sanitario, lo más razonable es no manifestarse masivamente (…). No creo que la vida de Cataluña ni las reivindicaciones legítimas se vean cuestionadas o afectadas si un año no podemos hacer las protestas como las hacemos habitualmente», ha dicho Trilla en una entrevista en RAC1 en alusión a las tradicionales manifestaciones de la Diada, el 11 de septiembre.

El epidemiólogo ha añadido que «ahora lo más razonable es no manifestarse masivamente. Siempre que hay multitud hay quien se puede saltar las medidas de seguridad. Lo ideal sería que la gente se manifieste de otras maneras».

«Debe quedar suspendida»

«Entiendo que el 11S es significativo pero, como médico, al igual que hemos aplazado las fiestas mayores o que no podemos ir al fútbol, ​​pienso que este año cualquier manifestación debe quedar suspendida porque la situación epidemiológica es complicada y puede suponer un riesgo de aumentos de contagio», ha recalcado.

El médico ha reconocido que «no hay evidencias científicas, pero la lógica dice que una aglomeración de muchas personas es difícil de controlar. Si sirve como ejemplo, aunque es muy diferente, la peregrinación habitual a La Meca este año se tuvo que anular. Y esto es una obligación para todo buen musulmán».

Lo último en España

Últimas noticias