Accidente en el Mar Menor

¿Por qué se caen tantos aviones militares? El mantenimiento en entredicho

aviones
Un C-101 y un E-26 del Ejército del Aire.

Dos accidentes de aviones militares en la misma zona, el Mar Menor, y separados por 23 días de diferencia. Unos datos que a simple vista pueden generar alarma, pero que según fuentes militares no tienen relación alguna. En el último de ellos, el de este miércoles, Defensa ha admitido un fallo de motor. El mantenimiento de estas aeronaves está en entredicho.

La reincidencia puede generar alarma, pero según fuentes militares los dos accidentes del último mes no tienen relación alguna. Se trata de aparatos distintos (un reactor C-101 y una avioneta E-26 ‘Tamiz’), condiciones de vuelo diferentes y, aparentemente, causas dispares.

Fallo de motor

El Ministerio de Defensa, por boca de la ministra Margarita Robles, ya ha ofrecido un primer balance de las causas probables del accidente que le costó la vida este miércoles al comandante Melero y a la alférez alumna Rosa Otero, de 20 años de edad. Según Robles, el aparato sufrió un fallo de motor durante el despegue y acabó precipitándose, casi en picado, contra el agua. El golpe, en una zona de poca profundidad, resultó mortal para sus dos ocupantes.

En esta ocasión Defensa ha ofrecido una posible explicación apenas unas horas después de que se produjese el accidente. Algo que no ocurrió con el siniestro del C-101 en La Manga el pasado 26 de agosto. Ese accidente aún está bajo una comisión de investigación secreta de la CITAAM (la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos de Aeronaves Militares). Hasta que no se haga público el informe no se conocerán las causas del siniestro, y se calcula que podría ser dentro de un año “como pronto” según fuentes militares. Sin embargo, ya se baraja que el piloto, experimentado acróbata de la Patrulla Águila, pudo haber realizado una maniobra extrema con un cálculo impreciso.

El mantenimiento

La revelación del Ministerio de Defensa sobre la existencia de un fallo de motor durante la maniobra del despegue de la avioneta accidentada este miércoles ha puesto todas las miradas sobre el mantenimiento de estas aeronaves. Sin embargo, el Ministerio y el Ejército del Aire aseguran que estaba perfectamente revisada y contaba con todas las inspecciones en regla para volar.

El accidente ha sorprendido especialmente a mecánicos y técnicos del Ejército del Aire que conocen bien la avioneta E-26. “No se caen nada, tienen una tasa bajísima de incidentes. Han pasado diecisiete años desde que se cayó la última Tamiz. Y entonces cayeron tres seguidas, recién entregadas, por defectos de fabricación del fabricante chileno”, explican fuentes del Aire a OKDIARIO.

El mantenimiento de estas aeronaves, que ahora se ha puesto en entredicho después de las palabras de la ministra apuntando a un fallo mecánico, es simple. "Es posiblemente la aeronave más simple de todas las que tiene el Ejército", explican fuentes expertas. "Es un ‘engendro’ que coge partes de aviones civiles, por lo que los repuestos al ser de uso civil son fáciles de encontrar en el mercado y baratos".

Antigüedad

En los dos últimos accidentes, el del pasado mes de agosto y el de este miércoles, las aeronaves tenían una antigüedad de entre 30 y 40 años. Una cifra que si bien puede parecer alta, las fuentes del Aire consultadas por OKDIARIO aseguran que no resultan "preocupantes". "Si están bien mantenidas y han pasado todas su ‘overhaul‘ pueden seguir volando hasta cumplir sus horas de vuelo límite".

Con el "overhaul" hacen referencia a las inspecciones técnicas en profundidad que se realizan cada cierto tiempo, en las que los mecánicos desmontan pieza por pieza la aeronave para evaluar la fatiga de los componentes y sustituir aquellos que sean inservibles por unos nuevos.

En cuanto a la avioneta E-26 ‘Tamiz‘, la accidentada este miércoles, su vida útil está fijada en 7.000 horas de vuelo. Actualmente, la flota que dispone la Academia General del Aire se encuentra en una media en torno a las 4.500 y 5.000 horas de vuelo cada una. Es decir, han recorrido dos tercios de su vida útil, por lo que técnicamente no se consideraría una aeronave a ‘jubilar’ pese a su antigüedad.

Lo último en España

Últimas noticias