Formación de Gobierno

El PSOE halla «puntos de encuentro» con ERC tras la primera cita con los de Junqueras

El cuadro titulado "Él flota sobre la situación" preside la reunión del PSOE y ERC en el Congreso

Lastra y Ábalos están tutelados por el PSC de Iceta, que defiende el reconocimiento de Cataluña como nación

Iceta sobre los golpistas: «Si hay condenas en algún momento habrá que hablar de indultos»

PSOE Y Esquerra negocian ya la investidura de Pedro Sánchez. (Vídeo: Agencia Atlas)

La primera reunión entre el PSOE y ERC para negociar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno ha finalizado tras dos horas y media de encuentro. Ambos partidos han constatado que existen «diferencias» entre ambos pero también han encontrado «algún punto de encuentro». Ambos partidos se emplazan a una segunda reunión el próximo día 3 a las 17 horas.

El PSOE ha asegurado en un comunicado que esta «primera aproximación» se ha producido con un afán «constructivo» aunque se han constatado diferencias que se deberán solventar en próximos encuentros. «Existe una voluntad compartida de diálogo que permita desencallar la formación de Gobierno y asegurar la estabilidad política necesaria que permita afrontar diferentes asuntos», reza el comunicado.

Entre los puntos que siguen sobre la mesa está pendiente una agenda de derechos sociales, la recuperación de derechos civiles y laborales cercenados por los gobiernos del Partido Popular, la situación industrial de Cataluña y en el conjunto de España. A los independentistas les preocupa especialmente el estado del sector de la automoción.

Por otro lado, ERC y PSOE todavía deben debatir para «encauzar el conflicto político en Cataluña desde el diálogo y el entendimiento institucional».

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, fue condenado a 13 años de cárcel por sedición el pasado 14 de octubre. Seis semanas después, el PSOE se sienta con sus enviados para negociar la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez. La reunión ha durado dos horas y media y se ha celebrado en una sala del Congreso de los Diputados con un cuadro de José Luis Azparren al fondo cuyo título es todo un mensaje subliminal: «Él flota sobre la situación».

A un lado de la mesa, Marta Vilalta, secretaria general adjunta de ERC; Gabriel Rufián, portavoz del partido separatista en el Congreso, y Josep Maria Jover, diputado en el Parlament e imputado como cerebro del 1-O.

Enfrente, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Además, los negociadores socialistas estarán tutelados por Salvador Illa, mano derecha de Miquel Iceta en el PSC, la formación que defiende la urgencia de que Cataluña sea reconocida como nación y la federación socialista que propició el regreso victorioso de Sánchez a la secretaría general del PSOE.

La reunión entre el PSOE y ERC se produce después de que los de Junqueras hayan marcado exigencias que están fuera de la Constitución, la negociación «entre dos gobiernos», el referéndum de autodeterminación y la amnistía para los políticos condenados por el proceso sedicioso.

La dirección de ERC pretende que los socialistas «se tomen la negociación seriamente y teniendo muy claro» que el objetivo de la formación separatista «no es en ningún caso facilitar la investidura» del candidato del PSOE, sino avanzar hacia una «solución democrática al conflicto» catalán.

Así que para entrar a la cita con los separatistas con buen pie, Ábalos ha accedido hoy a reconocer que la situación de Cataluña obedece «evidentemente» a «un conflicto político».

El PSOE ha ido amoldando su discurso sobre este tema desde el 10-N. La denominada «crisis de convivencia» que Sánchez esgrimió durante la campaña electoral para explicar el problema de Cataluña dio paso tras el escrutinio al reconocimiento de una «crisis política».  Horas antes de la reunión con ERC, Ábalos ha terminado dando el paso que sitúa el problema en la misma terminología que utiliza el independentismo.

El PSOE necesita al menos la abstención de ERC y Bildu para investir a Sánchez como presidente de un Gobierno de izquierdas ya que sólo cuenta con los votos a favor de los 120 diputados socialistas más los 55 de Podemos.

El acuerdo contaría con el beneplácito del PNV, que hoy ha pedido «empatía» a socialistas y republicanos para alcanzar un resultado «fructífero» de la negociación, según palabras de su portavoz en el congreso, Aitor Esteban.

Los equipos negociadores del PSOE y ERC llegan a la cita con la intención de que no sea la primera y, a la vez, la última ante la incapacidad de alcanzar acuerdos para seguir sentándose a la misma mesa. Si así fuera, difundirán un comunicado conjunto a los medios y, posiblemente, anunciarán que el próximo encuentro tendrá lugar en Barcelona.

Lo último en España

Últimas noticias