El PSOE pide a sus cargos que no se alejen de España en agosto ante la incertidumbre

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez con Adriana Lastra. (Foto. PSOE)

Diputados, senadores y altos cargos técnicos deberán estar a una distancia prudencial de nuestro país por si son requeridos en algún momento del mes vacacional.

Los socialistas no podrán viajar muy lejos este próximo mes de agosto. Diputados, senadores y altos cargos técnicos del partido y de distintas instituciones han recibido o recibirán en los próximos días la orden del cuartel general de Ferraz de no alejarse mucho de España durante las vacaciones de agosto, por si son requeridos en algún momento y tienen que desplazarse a Madrid en un plazo de tiempo corto.

En el Partido Socialista tienen ya asumido que el secretario general, Pedro Sánchez, no saldrá elegido ni en la primera ni en la segunda votación del primer debate de investidura, que empezará el próximo lunes 22 de julio en el Congreso de los Diputados. La intención del PSOE es dejar un eventual segundo debate para el mes de septiembre, siempre y cuando el Rey Felipe VI convoque una segunda ronda de consultas y encargue al presidente en funciones someterse al debate de investidura. Pero si llegan los apoyos antes, se podría modificar ese calendario.

Una vez resulte fallida la primera votación del 23 de julio, el reloj empezará su cuenta atrás hasta el 23 de septiembre, día en que de no haberse investido un candidato se disolverán automáticamente las cortes y se convocarán elecciones para el 10 de noviembre. El calendario para una investidura en septiembre, es, por lo tanto, limitado. Cabe tener en cuenta, además que entre medio tendrá lugar la Diada en Cataluña y la posible publicación de la sentencia del juicio del procés, factores a tener en cuenta para contar o no con la abstención de Esquerra Republicana o Junts per Catalunya.

Con toda esta incertidumbre, si el 25 de julio fracasa la elección de Sánchez ni en Ferraz ni en La Moncloa habrá mucho descanso este mes de agosto. En la sede del partido se pondrá en marcha la maquinaria electoral por si acaso mientras en el palacio presidencial se trabajará intensamente para lograr los apoyos que eviten una repetición electoral.

Lo último en España