Los proetarras utilizan el caos por la nevada para reclamar el acercamiento de los terroristas presos

Presos
Portada del diario proetarra 'Gara' en su edición en papel

El diario proetarra Gara utiliza el temporal de nieves del pasado fin de semana para reclamar el acercamiento de los terroristas presos. Este martes lleva a portada el testimonio de varios familiares que recorrieron la geografía española para visitar a sus parientes presos y se vieron atrapados por el temporal.

‘El relato de un viaje de 40 horas para una visita de 40 minutos’, se titula el reportaje, que cuenta las dificultades que tuvieron estos familiares en las carreteras debido a las fuertes nevadas. "Los viajes bajo la nieve, el granizo y la lluvia muestra con más crudeza las consecuencias del alejamiento", señalan en la crónica.

Los proetarras utilizan el caos por la nevada para reclamar el acercamiento de los terroristas presos
Portada del diario proetarra ‘Gara’ en su web

Uno de los testimonios es Itsaso Alkorta, que acudió el pasado fin de semana a visitar Ainhoa Mujika en la prisión de Albolote de Granada. Alkorta partió a las 22:30 horas de la gasolinera de Lopidana, situada en el municipio de Álava (Vitoria), y no volvió de su viaje hasta las 16:00 horas del día siguiente debido a las fuertes nevadas que cayeron a lo largo del fin de semana.

Los proetarras utilizan el caos por la nevada para reclamar el acercamiento de los terroristas presos

"A mí siempre me ocurre que cuando llego, reventada, y veo el cartel de Zaballa digo: ¡Qué injusto es esto! Deberíamos hacer esta visita aquí", destaca este testimonio, en alusión al centro penitenciario de Álava. "40 horas de viaje para una visita de 40 minutos", agrega el familiar.

De esta forma, el diario proetarra reclama el acercamiento de los presos etarras a las cárceles del País Vasco para evitar que los familiares tengan que viajar largas distancias.

Según el colectivo de familiares de presos de ETA Etxerat, un total de 329 de reclusos de la banda terrorista se encuentran encarcelados en 65 centros penitenciarios. 228 de ellos, el 69,3%, se encuentran alejados entre 600 y 1.000 kilómetros de País Vasco.

Del resto de presos, el 21,8% (71 reclusos) están entre 400 y 590 kilómetros alejados del País Vasco, y el 8,7% (28 presos) entre 100 y 390 kilómetros. Otros 71 reclusos están encarcelados en 21 prisiones de Francia y otros tres en Portugal, Suiza y Brasil.

Este lunes, la asociación de presos etarras de EPPK expresó su "total disposición" a asumir la responsabilidad de los atentados cometidos por la banda terrorista, así como reconocer el daño causado a las víctimas, con el objetivo de facilitar el acercamiento de los presos al País Vasco.

El historial sanguinario de ETA alcanza las 829 víctimas, crímenes que perpetraron desde 1960 hasta el 20 de octubre de 2011, cuando anunciaron el cese de las armas. Entre los fallecidos se encuentran niños y miembros de las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Los familiares de estas víctimas tienen que acudir a los cementerios para honrar su memoria.

Lo último en España