Los presos de ETA: “No basta con las ‘fuerzas del cambio’ en el poder, hay que volver a la calle”

Alsasua
Cartel de Sortu en apoyo de los agresores de Alsasua y exigiendo la salida de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra.

No es suficiente con hacerse con el poder bajo el nombre de ‘las fuerzas del cambio’ en instituciones que son la columna vertebral de los Estado español y francés, sino que los verdaderos cambios deben venir de la calle y de los movimientos populares”.

Ésta es la respuesta de la asociación de presos etarras Movimiento pro Amnistía y contra la Represión, el ala más dura de la disidencia de la banda, a la brutal paliza sufrida el sábado por dos agentes de la Guardia Civil en Alsasua (Navarra), por parte de un grupo de casi cincuenta radicales abertzales. La alusión “fuerzas del cambio” es la habitualmente utilizada Bildu y Podemos para autodenominarse.

comunicado-presos-eta
Comunicado de los presos de ETA en apoyo de los agresores de Alsasua. (clic para ampliar)

Esta organización, la más radical dentro del colectivo de presos de ETA, considera que la agresión fue un “montaje” de la Policía y la Guardia Civil, que «lleva décadas asediando al pueblo vasco, amenazando, deteniendo y/o asesinando a quienes forman ese pueblo, con el fin de imponer el españolismo en nuestras tierras”. Según los etarras, «los guardias civiles han convertido en tradición, también cuando están fuera de servicio, crear reyertas”, y así lo aseguran en su nota, en la que hacen llegar su apoyo «tanto a los jóvenes detenidos como a las personas que han sido apaleadas por reunirse en el exterior de la comisaría”.

koxka-taberna-alsasua
Fachada de la taberna Koxka, donde se produjo la agresión a los dos guardias civiles en Alsasua (Navarra).

El suceso se produjo en la madrugada del viernes al sábado en las inmediaciones del bar Koxka, donde los agentes —un teniente y un sargento— se encontraban con sus parejas. Tras ser reconocidos como miembros del instituto armado, los agentes fueron increpados por varios radicales. Ya en la calle, un grupo de medio centenar de personas les propinó una brutal paliza. Como consecuencia de esta agresión, uno de los agentes tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una fractura en el tobillo.

Los dos arrestados por estos hechos han quedado este lunes en libertad, aunque imputados por atentado contra la autoridad y lesiones. Ambos han declarado ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona que ha dictado la medida de libertad, con obligación de comparecer los viernes ante un juzgado.

Los hechos recibieron la condena conjunta de todos los partidos con representación en el Parlamento de Navarra, a excepción de Bildu y Podemos, formación que se limitó a publicar varios tuits lamentando el suceso. La presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos (Geroa Bai), condenó el sábado “rotundamente” la agresión.

Por su parte, Sortu emitió este domingo una nota en la que cuestiona la veracidad de la versión difundida del suceso y considera que la presencia de la Guardia Civil en la localidad constituye una «provocación».

Entre tanto, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) anunció este domingo que interpondrá una denuncia contra los autores y colaboradores del ataque por un delito de odio y por atentado contra la autoridad.

Lo último en España

Últimas noticias